Ideas para decorar un recibidor nórdico


La tendencia escandinava se caracteriza por su luminosidad, minimalismo y el uso de materiales naturales. Llévala a tu recibidor y dale un estilo personal

Las zonas de paso son, muchas veces, las olvidadas de nuestros hogares, pero tienen la misma importancia –o más– que otras estancias. El recibidor es lo primero que vemos cuando llegamos a casa, por eso, una decoración agradable y acogedora es esencial para sentirse cómodo nada más entrar. Y esa misma sensación se llevarán tus familiares y amigos cuando visiten tu casa. Si te gusta la calidez y sencillez de los muebles nórdicos, decora tu recibidor de manera que luzca esta atemporal tendencia. La tendencia escandinava se caracteriza por su luminosidad, minimalismo y el uso de materiales naturales y ofrece, al mismo tiempo, un resultado estupendo tanto al decorar un recibidor pequeño como uno grande
 

Claves para decorar un recibidor nórdico

- Luminosidad

- Materiales naturales

- ¿Qué mueble elijo para la entrada?

- Colores del estilo nórdico

- Aporta frescura con plantas

Cómo decorar un recibidor nórdico pequeño

Cómo decorar un recibidor nórdico grande

 

 

Claves para decorar un recibidor nórdico

Luminosidad

Es una de las máximas del estilo nórdico. El recibidor es una zona de la casa que no suele disfrutar de la luz natural como lo hacen otras estancias, por eso cuidar el tipo de iluminación es muy importante. Asegúrate de proporcionar luz general mediante una lámpara de techo, que te vendrá muy bien al entrar y salir de casa; pero también coloca una luz puntual que te ofrezca una iluminación de ambiente. Una lámpara de sobremesa sobre la consola o una de pie a su lado será suficiente para conseguir esa calidez y la iluminación adecuada.

 

Materiales naturales

Si algo caracteriza el estilo nórdico es el uso de materiales que aportan calidez al ambiente. Y la madera es la principal protagonista. Puedes elegir una consola o un aparador de madera de roble o de haya, características por tener un color claro y suave. Otra opción es elegir un suelo de madera que aporte también esa calidez, principal en los ambientes nórdicos. 

 

¿Qué mueble elijo para la entrada?

Lo ideal es escoger una consola que combine y de las dimensiones adecuadas. El recibidor suele ser una zona de paso pequeña de la casa, por lo que te recomendamos que midas siempre antes de elegir un modelo. Cuando hayas elegido un muebles, coloca varios papeles en el suelo para ver cuánto ocuparía, si permite el paso y si interfiere en el ángulo de apertura de todas las puertas. 

 

Colores del estilo nórdico

Si quieres conseguir un espacio cálido y acogedor, al tiempo que luminoso, combina la madera con colores neutros, como el blanco o el beige. La falta de luz del espacio se verá contrarrestada por los colores claros y el ambiente será fresco y cálido al mismo tiempo.

 

Aporta frescura con plantas 

Aunque el estilo nórdico es de por sí ligero y cálido, puedes añadir un toque fresco mediantes plantas. Si tu recibidor no tiene luz natural, puedes decantarte por colocar unas plantas artificiales. Las hay con unos acabados espectaculares y que, de verdad, parecen reales. En cambio, si recibe algo de luz, elige una planta natural que no tenga mucha necesidad de luz, como un poto, una cinta o una sansevieria. 


 

Cómo decorar un recibidor nórdico pequeño

El estilo nórdico es uno de los preferidos para decorar halls y recibidores de reducidas dimensiones. Su ligereza y minimalismo lo convierte en la tendencia perfecta para dar vida a un espacio de paso, pero fundamental en nuestros hogares. Una genial opción son los muebles de entrada volados: son discretos, pequeños y ocupan muy poco espacio. También hay consolas con poco fondo, ideales si quieres también un espacio en el que dejar los zapatos, por ejemplo. 

 

Además de seguir las máximas que te hemos detallado antes, coloca también un espejo que potencie la luminosidad y los pocos rayos de sol que pueda recibir la zona. Hay algunos de cuerpo entero perfectos para espacios pequeños y otros que tienen una balda en la que colocar las llaves o las gafas de sol cuando entras a casa. 

 

Cómo decorar un recibidor nórdico grande

Aunque el estilo nórdico es ligero, es ideal también para recibidores grandes gracias a su inigualable calidez y presencia. Para que el espacio no resulte vacío puedes colocar un aparador en vez de una consola –muebles con menor fondo– y ganar además algo de espacio de almacenaje. Hay aparadores con mucho estilo para dotar a la zona de entrada de tu hogar de personalidad. Añade después una butaca –también de estilo nórdico, por supuesto– y tendrás el conjunto perfecto para recibir.  



Tags: recibidor, nórdico


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad y cedo mis datos (nombre y correo electrónico) a PortobelloStreet S.L. en base al interés legítimo y con la finalidad de recibir información comercial, pudiendo corregirse o eliminarse dichos datos enviando un correo electrónico a info@portobellostreet.es. (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública)