Muebles de salón


Encuentra tu mueble de salón de diseño en Portobello Street

Amueblar un salón de forma armónica no consiste únicamente en llenar de objetos esa estancia de la casa. Se debe buscar una cierta composición, acorde con los gustos de la persona que lo vaya a habitar. No en vano, este lugar es uno de las más importantes del hogar, pues pasamos una gran parte de nuestro tiempo en él, y sentirnos a gusto aquí supone una tarea de vital importancia. En este sentido, Portobello Street te ofrece unas cuantas ideas que te despertarán la imaginación en uno y mil caminos. Puedes optar por el estilo rústico, el industrial, el clásico, etcétera.

 

Salón Nórdico Sendai

Salones de estilo nórdico

 

Así, si se desea, se puede escoger un cierto estilo nórdico para la principal estancia de la vivienda. Con él se crea espacios diáfanos, de gran luminosidad y confort, sin nunca sobrecargar en exceso. En estos diseños suele abundar el blanco, pero también tiene cabida la madera en color claro, como la de roble, para los muebles de televisor, las vitrinas o las mesas en general. En cuanto al sofá, el rey de la estancia, se puede apostar por un gris oscuro, si se desea huir del blanco estándar. Este tipo de estilo (con paredes y techos en tonos claros) resulta ideal para geografías con poca luz natural, donde predomine la lluvia.

 

Salón nórdico Borgen


Salones de estilo industrial

 

Otro estilo que triunfa cada vez más en las viviendas españolas es el industrial. Con la moda de los lofts reconvertidos en casas, este tipo de decoración ha venido para quedarse. El gris metálico o las maderas oscuras, como la chapa de nogal, abundan en los principales muebles de la estancia. Los muebles de televisor también tienden a apoyarse en pequeñas patas a la vista y las mesas de centro o esquineras se sustentan en bases metálicas con patas al descubierto entrelazadas entre sí. Las librerías estrechas y los sillones Gari quedan realmente bien en este tipo de ambiente.

 

Salón industrial Gari


Salones de estilo colonial

 

Con respecto a los salones coloniales, nunca han dejado de pasar de moda. Más recargados en cuanto a decoración, las maderas oscuras en nogal se adueñan de la habitación. Con textiles gruesos, tejidos vaporosos o detalles en colores vivos, resultan perfectos para ambientes cálidos. Aquí tienen cabida, en especial, los muebles hechos a mano y la experiencia de los maestros artesanos. Asimismo, las líneas tradicionales se ven ligeramente alteradas por leves toques de modernidad. Los espejos Pirai, las estanterías Brumi o las vitrinas con cajones Sepir conforman este estilo colonial único.

 

Salón colonial Masai II


Salones de estilo moderno

 

Aunque, sin lugar a dudas, los salones de estilo moderno son uno de los favoritos de los compradores. Los acabados en chapa natural de castaño se tiñen de blanco y contrastan con los tonos negros para pared o accesorios. Las estanterías de cubo son muy socorridas y los muebles tienden a representarse en su mínima expresión. Efectivamente, el minimalismo es una tendencia generalizada en este tipo de salones, con diseños armónicos y funcionales. Así, los estantes de pared Umea o los muebles de televisión Laurine combinan con sofás blancos o grises, nunca estridentes.

 

Salón moderno Shane IV

¿Qué tipos de muebles de salón tenemos?

 

Las librerías y estanterías resultan fundamentales a la hora de amueblar el salón. Se puede escoger entre una gran variedad de estilos: rústico, vintage, colonial, nórdico, industrial... Las hay de caña, de madera o metálicas. La Sapiens, por su parte, es muy popular y se utiliza, fundamentalmente, para guardar libros, CD o DVD. Se puede escoger entre diferentes alturas. La nórdica Arundel, por ejemplo, combina cubos yuxtapuestos y desnivelados. Aunque los más tradicionales seguramente opten por los muebles auxiliares con dos huecos. Las de tipo escalera encajan a la perfección en el estilo industrial.

 

Librería Varila River by Bodonni


Mesas de centro

 

Otros objetos esenciales en un salón son las mesas (tanto de centro como las esquineras). Deben ser resistentes pues, a la larga, han de soportar diferentes pesos. En las más modernas, se opta por el cristal y las patas metálicas, con formas redondas o rectangulares. Aunque también las hay triangulares, con un cierto aire cubista. Las de caña o cuerda, que habitualmente encontraríamos en exteriores, también cobran especial protagonismo. En cuanto a las mesas auxiliares, suelen combinar con las de centro y pueden reemplazarse directamente por pufs o cajas de madera o mimbre.

 

Mesa de centro nogal y lacado Porti


 Butacas, sillas, sofás y sillones

 

Pero ¿qué sería de un salón sin butacas, sillas, sofás y sillones? Los sofás cama siguen siendo un imprescindible, lo cual no merma, en ningún caso, el diseño. Así, el cliente puede decantarse por sofás de estilo retro con líneas bien definidas en colores blancos o grises (como los de la marca Roger o Rolf) u optar por el más descarado vintage de estampados en colores de Corade. Las mecedoras nórdicas también han venido para quedarse, así como las austeras butacas Land, que se convierten en cama rápidamente. Los diseñados en forma de labios o de coche se emplazarán en los ambientes más modernos.

 

Butaca moderna Kinsey


Mueble de televisor

 

Por último, no podía faltar tampoco el imprescindible mueble de televisor. Los hay estrictamente funcionales, donde quepa en exclusiva el televisor (como un modelo Namsen), o bien aquellos que incorporan cajones y, en realidad, sirven también de aparadores. Dentro de estos últimos modelos, el estilo vintage e industrial es muy recurrente. Se llevan con las patas diminutas al descubierto aunque, dentro del estilo minimalista, los aparadores se asientan directamente sobre el suelo y en ellos se apuesta por una posición baja del televisor.

 

Mueble tv bajo industrial Loft


Lámparas, alfombras, cuadros o espejos

 

En definitiva, el salón sigue siendo esa estancia principal del hogar que, no en vano, también se denomina living-room. No nos olvidemos, por tanto, de esos otros accesorios esenciales en todo salón que se precie, como lámparas, alfombras, cuadros, espejos o mesas de comedor (en el caso de que se encuentren unidos). Las lámparas de pie, las alfombras en gris metalizado, los botelleros, los ventiladores (para lugares calurosos), los espejos vintage o las cómodas altas son tan solo algunos ejemplos de todo lo que se puede poner en un salón, en función de los gustos del comprador.

 



Tags:


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad y cedo mis datos (nombre y correo electrónico) a PortobelloStreet S.L. en base al interés legítimo y con la finalidad de recibir información comercial, pudiendo corregirse o eliminarse dichos datos enviando un correo electrónico a info@portobellostreet.es. (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública)