Claves para decorar dormitorios nórdicos


Ideas de decoración para dormitorios nórdicos

El estilo nórdico, también conocido como estilo escandinavo, es una de esas tendencias que ha llegado para quedarse. Sus atmósferas son acogedoras, cálidas, agradables y relajantes. Aunque es ideal para cualquier estancia de la casa, los dormitorios nórdicos son una alternativa genial para decorar una de las habitaciones en las que más tiempo pasamos. 

 

Un dormitorio nórdico es sinónimo de una atmósfera sencilla, sutil y que encuentra la armonía perfecta entre la sencillez de sus diseños, la funcionalidad y el confort que proporcionan sus piezas. Sin duda, con una decoración con tintes nórdicos verás cómo tu dormitorio se convierte en tu estancia favorita. 

 

Claves para decorar dormitorios nórdicos 

  1. Emplea materiales naturales
  2. Colores claros suaves y delicados
  3. Potencia la luz
  4. Busca muebles sencillos y funcionales
  5. Combínalo con otros estilos
  6. Personaliza tu hogar



 

Claves para decorar dormitorios nórdicos 


1. Emplea materiales naturales

Uno de los materiales más empleados en las decoraciones de corte nórdico es la madera. Es cálida y consigue dotar a cualquier ambiente de confort, comodidad y una atmósfera muy acogedora. En estas estancias son habituales los suelos y muebles de madera en diferentes tonalidades, aunque lo más habitual son las de tonalidades claras, ya que potencian la luminosidad de la estancia. 

 

En cuanto a los textiles que debes elegir tanto para las ventanas como para vestir tu cama, lo ideal en los dormitorios nórdicos es escoger fibras naturales, como algodón, lino o lana. Además de aportar calidez, se adaptan a la piel y, en verano son más frescos. Descubre cuáles son todas sus ventajas. Las fibras vegetales como yute, mimbre, sisal o ratán en algunos complentos decorativos, como lámparas, cestos o alfombras, son también perfectos para dotar de calidez a tu dormitorio nórdico. 

 

2. Colores claros suaves y delicados

Aunque el blanco es el rey entre los colores del estilo nórdico y su combinación con la madera crea estancias muy agradables, hay otras muchas tonalidades que se pueden emplear en esta decoración. Los tonos suaves del azul, verde, rosa o tierra pueden conseguir estancias muy delicadas, bellas y con la misma esencia que el nórdico más puro. Pero si es eso lo que estás buscando, tendrás que decantarte por un dormitorio nórdico blanco. En ese caso, conseguirás la calidez con la madera de los muebles. 

 

3. Potencia la luz

En los países nórdicos las horas de luz son escasas en invierno. Por eso los materiales naturales y los colores claros son muy importantes para conseguir calidez. Y para multiplicar la luz –y, por tanto, la sensación de acogimiento–, nada mejor que potenciar la luz. Tanto la natural como la artificial. Deja que entre toda la luz natural que se pueda por las ventanas. Es mejor que elijas cortinas ligeras, de lino, por ejemplo, o visillos. 

 

También tendrás que prestar especial atención a la elección de las lámparas de tu dormitorio nórdico. Puedes elegir unos bonitos y funcionales apliques para colocar a cada lado de la cama. Esta es una alternativa perfecta para dormitorios nórdicos pequeños en los que hay que aprovechar cada centímetro. No te olvides también de elegir una lámpara de techo con personalidad para conseguir iluminación de ambiente. 

 

4. Busca muebles sencillos y funcionales

La sencillez y la funcionalidad son dos de las máximas del estilo nórdico. Y en el dormitorio adquieren un nuevo significado. Las simples líneas de sus diseños, bellos en su sencillez, ceden todo el protagonismo a los materiales y al confort que proporcionan. En ellos nada falta ni nada sobre. Los artificios desaparecen en favor de elementos funcionales y con un objetivo.

 

Además, en PortobelloStreet.es nos encanta escuchar qué es lo que te gusta para decorar tu casa. Por eso, si quieres un dormitorio nórdico y nuestras piezas no son exactamente lo que buscas, ven con tu idea a nuestra tienda o escríbenos contándonosla. Somos expertos en convertir sueños en realidades y podemos diseñar la pieza que tanto buscas, con los acabados que más te gusten y a medida. ¡Un dormitorio nórdico completamente personalizado!   

 

5. Combínalo con otros estilos

Una de las claves de la decoración de interiores se basa en la mezcla y combinación de estilos. ¡Y lo escandinavo no iba a ser menos! Un dormitorio nórdico y romántico es posible con una buena elección de colores y materiales. Madera y blanco con textiles en un color rosa palo es todo lo que necesitas para conseguirlo. Pero incluso puedes utilizar muebles con un claro estilo industrial para el dormitorio. Una cómoda o unas mesitas de noche con acabados en hierro o metal –negro o gris– pueden ser el toque que necesita tu dormitorio de estilo nórdico e industrial.    

 

6. Personaliza tu hogar

La clave para conseguir un dormitorio nórdico 100%, además de las anteriores que te hemos contado, se basa en la personalización. No te olvides de añadir fotos tuyas y de tu familia. Enmarcadas en un sencillo marco será todo lo que necesitas. Pero también puedes hacerlo mediante algún jarrón encima de las cómodas, cojines en la cama y alguna planta que aporte frescura y potencie aún más el toque natural. 

 



Tags:


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad y cedo mis datos (nombre y correo electrónico) a PortobelloStreet S.L. en base al interés legítimo y con la finalidad de recibir información comercial, pudiendo corregirse o eliminarse dichos datos enviando un correo electrónico a info@portobellostreet.es. (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública)