Envia contenidos de Portobellostreet por Whatsapp


Cómo organizar el armario de tu habitación


Doblar la ropa correctamente, aprovechar el espacio y deshacerte de todo lo que no te sirve es la mejor manera de empezar

Tener un armario desordenado además de ser muy antiestético y suponer un quebradero de cabeza para encontrar lo que quieres, hará que tu ropa se estropee antes y tengan arrugas indeseadas cuando las vas a utilizar. Es fundamental tener un armario organizado para que la tarea de elegir la ropa y vestirte cada mañana sea funcional y te haga sentir bien. Además es aconsejable repetir la tarea cada cierto tiempo, así tu armario siempre lucirá en orden y tus prendas estarán cuidadas, frescas y durarán más tiempo. Comprobarás la satisfacción de tener todo tu vestuario tan nuevo como el primer día.   

 

Un armario ordenado mejorará tu vida y te ayudará a cuidar tu ropa. Catálogo de armarios.

1. Separa y clasifica

 

Lo primero que tienes que hacer cuando te pongas con la tardea de ordenar y organizar tu armario, es separar y clasificar la ropa. La primera separación será por temporadas. No hace falta tener el abrigo y las bufandas de por medio cuando estás en agosto y te vas a la piscina. Tras separar la ropa por temporadas, clasifícala según sea su uso: la ropa de deporte por un lado, los pijamas por otro, jerseys, camisetas... Guarda cada tipo de prenda donde más te convenga según tus preferencias. Puedes clasificarlas por color, será más fácil encontrarlas cuando prepares tu ropa.   

 

Armario blanco Moderno Kolmar. Diversos acabados.

 


3. Utiliza cajas o cestas

 

Tras separar y clasificar tu ropa, te darás cuenta de que hay varias prendas que usas con poca frecuencia, otras con las que necesitas tener especial cuidado y otras que no utilizas de temporada en temporada. Las cajas y las cestas te ayudarán a tener clasificados tu ropa y complementos, además de ordenados. Puedes colocarla de manera que se vean, bien organizadas. O colocarlas detrás de otras prendas que utilices más a menudo. Intenta seleccionarlas de manera que combinen entre sí, tu armario respirará armonía y verás cómo cada vez que buscas los que necesitas a la primera.    

 

Armario vintage provenzal Verona II. Acabados personalizados.

 


5. Deshazte de lo que no usas

 

Al seprar y clasificar la ropa, es fundamental que lleves a cabo una tarea bastante complicada y que a nadie gusta: quitar cosas. Deshazte de todo lo que no utilizas. Para eso te recomendamos que utilices la regla del año (y ponemos un año porque el clima entre una estación y otra es muy distinto): si no lo has utilizado en el último año, retíralo. Puedes conservar ciertas cosas, ya sea porque fueron un regalo o significan algo para ti, pero lo cierto es que si no lo has usado en un año, es probable que no lo vuelvas a hacer. Haz esta tarea mejor sola y un par de veces cada año.        

 

Armario 2 puertas retro Morgan. Acabados y medidas personalizados.

2. Usa el doblado vertical

 

Si algo nos ha enseñado Marie Kondo son las maravillas del doblado vertical, o también sistema de doblar la ropa en paquetitos. Lo primero que tienes que hacer es estirar la ropa sobre una superficie plana. El segundo paso es doblar hacia el centro uno de los lados (como un tercio), a continuación haz lo mismo con el otro lado. El siguiente paso es doblar la prenda sobre sí misma, sin llegar a ser la mitad. Repite el paso hasta tres veces. El resultado son paquetitos perfectos que te permitirán ver tus camisetas de un solo vistazo. Hazlo también con los jerseys y la ropa interior.     

  

 

 


4. Todo el espacio del mundo

 

Si eres de esos afortunados que puede destinar un espacio de su casa a un vestidor, nuestra recomendación es que lo hagas. Una zona con toda tu ropa y en la que cambiarte y vestirte cómodamente, será como un sueño hecho realidad. El orden, la elegancia y el estilo reinarán en cada esquina; además de tener espacio para todas tus prendas en un solo espacio. No te verás en la necesidad de guardar la ropa de temporada en temporada ni de guardar las cosas demasiado aunque no las uses con frecuencia. Tu día será más sencillo y contarás con un pequeño oasis en tu hogar.    

 

Vestidor cabina Nicchia. Diversos acabados y medidas.

 


6. Guarda la ropa de otras temporadas

 

Si no tienes mucho espacio en casa, especialmente en los armarios, te recomendamos una cama con canapé abatible. Este tipo de muebles permiten aprovechar un montón de espacio de almacenamiento que con otro tipo de camas queda completamente desaprovechado. Puedes utiizarlo para guardar las ropas de otras temporadas, además de edredones, mantas y ropa de cama que no utilices con demasiada frecuencia. Y si además, se puede elevar de forma horizontal, alcanzarás todos los rincones de la zona del canapé.      

 

Cama Redonda Giotto. Acabados y medidas disponibles.



Tags: orden, armario,


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública. )
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información aquí