Envia contenidos de Portobellostreet por Whatsapp


Constructor a la fuga. Programa Armentia. Zona de juegos infantil


Desarrollo del dormitorio infantil para el que se creó un sofá con forma de puzzle

Desde el Interior Studio de PortobelloStreet.es recibimos un gran reto. La productora nos planteó poder desarrollar alguna idea para el dormitorio infantil del hijo de la pareja que tenía en ese momento 3 años, y les propusimos una idea que fuese no solo atractiva a la vista, sino fundamentalmente práctica, lúdica y educativa a la vez. Nos pusimos manos a la obra para diseñar un sofá con forma de puzzle que estimulara al pequeño y que además pudiera servir para el juego y se pudiera adaptar a su formación a través de la estimulación de sus sentidos. También serviría como zona de juegos para él sólo o en compañía de sus amigos y primos.

A continuación te presentamos las distintas partes del proceso de diseño que enviamos para su fabricación en un tiempo récord. Esperamos que te guste.

 

Dibujo en 2D que muestra la distribución y el colorido de cada pieza.

 
 
Representación tridimensional del sofá puzzle
 
 
 

Diseño, medidas y colores de cada una de las piezas.

 

Render sencillo de la perspectiva de los módulos del sofá puzzle a color.

 

Los puzzles son un genial entretenimiento y muy beneficiosos para el desarrollo de los pequeños. Jugar a ordenar sus piezas, hacen que los niños se fijen en ellas, las observen y analicen comparándolas con el resto para ver dónde encajan según su forma, color, dibujo… Hacen un juego de abstracción, de predicción, de concentración

 
Si no tienen delante el modelo que han de construir, los puzzles ejercitan la memoria visual del niño, puesto que tienen que recordar cómo era el dibujo que ahora tienen que recomponer. No obstante, para los más pequeños tener el modelo delante, aunque sea las primeras veces que lo montan, les va a ayudar a elaborar el puzzle. Junto a la concentración y la memoria, el puzzle también ayuda al niño a trabajar la motricidad a través de la manipulación de las piezas.
 
También está demostrado que los puzzles potencian las habilidades espaciales y matemáticas, mejora la inteligencia visoespacial o la habilidad de pensar y percibir el mundo en imágenes, lo cual es un importante predictor del desarrollo de capacidades para la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.
 
Construir un puzzle exige lógica y cierto desarrollo psicomotriz, por lo que los más pequeños aún no están preparados, pero sí podemos darles piezas grandes que encajen y que vayan probando… Con ellos podemos jugar a construir sus primeros puzzles, y a los mayorcitos también les gustará jugar en familia.
 
A continuación veremos cómo a partir de los dos o tres años ya podemos empezar con puzzles de complejidad creciente, empezando por pocas piezas y grandes, y aumentando el número de piezas conforme veamos que son capaces de resolverlos. Hay que tener en cuenta que los puzzles en tres dimensiones pueden resultarles más complicados a los pequeños, si hay más imágenes en el cubo que les confunden (para formar varios dibujos). Pero a partir de los tres ya pueden probar con nuestra ayuda.
 

RESULTADO FINAL DEL SOFÁ PUZZLE 

¿Qué te parece?



Tags: constructor a la fuga, dormitorio infantil, zona de juegos, estimulación temprana


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública. )

Compártelo:


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información aquí