Decoración Folk






La decoración folk permite crear un universo personal donde los elementos étnicos, los materiales nobles y la interculturalidad adquieren el máximo protagonismo. El estilo romántico se impone con una impronta propia, combinado con los elementos ornamentales más tradiciones extraídos de diferentes lugares del mundo. A la hora de desarrollar un estilo impactante de decoración folk las paredes se tiñen de tonos claros y suaves, ideales como telón de fondo para los objetos singulares y los muebles de épocas pasadas.
El uso de tejidos estampados, cojines ancestrales con terminaciones rematadas y motivos geométricos proyecta esa naturalidad acogedora que caracteriza a la decoración folk, donde la fantasía impulsa un estilo muy diferenciado. 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información aquí