Envia contenidos de Portobellostreet por Whatsapp


La elección del Color en decoración


La elección del Color en decoración en el Blog de Decoración de Portobellostreet.es

 
Combinar bien los colores de paredes, telas y muebles es la clave para obtener la atmósfera que deseas: más serena, más luminosa. Más calidad... Descubre cómo conseguirlo con el sistema que utilizar los decoradores: los esquemas de color. 
 
 
Decidir de qué color se pinta una habitación es uno de los aspectos más importantes de la decoración, ya que de él dependerá que la estancia se vea más o menos luminosa, más o menos amplia, más o menos acogedora... Antes de escoger el color, conviene tener en cuenta que éste ha de combinarse con el mobiliario, las telas y el pavimento. Es lo que los decoradores denominan “esquemas de color”: un grupo de dos o tres tonos que se utilizan como base de cualquier decoración. 
 
Estos esquemas determinan el efecto que se desea conseguir. Así, el esquema tonal (compuesto por distintas tonalidades de un solo color o bien por diferentes colores que tienden a un mismo tono) crea ambientes serenos. El esquema armónico (en el que se eligen colores que están próximos entre sí en el círculo cromático como, por ejemplo, marrones, naturales suaves e intensos, tonos cercanos al negro y con un poco de blanco ) asegura un resultado conjunto y envolvente. 
 
Por su parte, el esquema de contraste (formado por colores opuestos en el círculo cromático, como el azul y el rojo), produce un efecto más atrevido e impactante: conviene equilibrar y dosificar los colores escogidos para evitar que el resultado sea muy llamativo. 
 
Si el suelo es de colores claros utiliza tonos más intensos para las paredes y las telas. Ganarás calidez.
 
También es muy bueno conocer el vocabulario de color y pintura. Y dispones también de simuladores de ambientes de distintas marcas, como Bruguer, Valentine, que además son distribuidores en exclusiva de Casa Decor, y una de las mejores firmas de pinturas para el hogar o Titán, aunque éste último es un poco complicado ya que tienes que hacer una fotografía de la estancia a decorar y luego descargarte un programa.
 
 

EL CÍRCULO CROMÁTICO : Qué es y cómo utilizarlos 

 

RUEDA DE COLOR. Basada en el arco iris, es una representación de los colores que permite entender cómo se relacionan entre sí para conseguir determinados efectos. 
 
PRIMARIOS. Son el rojo, el azul y el amarillo. Son colores puros, a partir de cuya mezcla se crean todos los demás. 
 
SECUNDARIOS. Surgen de la combinación, a partes iguales, de los colores primarios. Son: naranja (se obtiene mezclando rojo y amarillo), verde (amarillo y azul) y violeta (azul y rojo). 
 
TERCIARIOS. También llamados complementarios, el resto de colores del círculo resultan de mezclar primarios y secundarios. 
 
Se obtienen así, por ejemplo, rojos anaranjados o amarillos verdosos. 
 
 
ARMONÍA O CONTRASTE. Con los colores que están más próximos entre sí en la rueda de color lograrás un conjunto equilibrado, y con los opuestos obtendrás más vida y carácter. 
 

 

1.Esquema Tonal

Una opción excelente para unificar los colores de toda la casa sin ningún riesgo. 

 
Lo más fácil y seguro a la hora de decorar una habitación es emplear un solo color pero con diferentes tonos en paredes, tapicerías y telas, o bien utilizar distintos colores en una misma tonalidad. 
 
Si te has decidido por la primera opción, elige el color con el que te sientas más a gusto, combina varias intensidades y aplícalas en cualquier estancia: si ésta es pequeña, reserva los tonos más claros para las paredes y los más intensos para las telas (sofás, etc), pues de este modo ganarás amplitud y luminosidad. 
 
Si juegas con distintas tonalidades en toda la casa, crearás sensación de continuidad sin que el resultado se vea monótono. Ten en cuenta que las habitaciones con poca luz agradecen pintarse en un tono más claro, y que en las más luminosas puedes atreverte con un tono más intenso. De este modo, se verán igualadas. 
 

Un Mismo Tono Base

 
Amarillo anaranjado y rojo anaranjado, azul verdoso y gris verdoso... Elegir distintos colores común tono base común es también una opción ideal para crear ambientes integrados y serenos. Para lograr una mayor armonía, emplea ese mismo tono (naranja o verde en nuestros ejemplos) en algunos complementos: pantallas de lámparas, cojines... 
 
Antes de elegir el color dominante, piensa el resultado que deseas: el azul es fresco y relajante, el amarillo es luminoso.
 
CLAVES PARA COORDINAR COLORES CÁLIDOS Y FRÍOS
 
 
El mejor truco para asegurar un resultado armónico es combinar colores fríos con fríos ( como azul con lavanda o con un gris verdoso); y cálidos con cálidos ( como un arena con un ocre o naranja). Los colores Fríos crean ambientes luminosos y frescos, y producen el efecto visual de “alejar” las paredes, creando sensación de profundidad.  Los cálidos tienden a “acercar” las paredes, son muy envolventes y hacen más acogedor cualquier espacio. Respecto a los tonos, los claros reflejan (iluminando el ambiente), mientras que los oscuros la absorben.  
 
2. Esquema Armónico
 
La combinación de colores cercanos asegura ambientes equilibrados y relajantes.
 
 
Aunque combinar colores distintos es una opción más arriesgada, los que se encuentran próximos entre sí en el círculo cromático armoniza sin problemas. Por ejemplo, azul y malva, rojo y naranja.. Este esquema armónico puede estar formado por colores cálidos (amarillo y ocre, por ejemplo), que se avivan. Los expertos recomiendan emplear como máximo tres tonos consecutivos del círculo (beige, visón y chocolate, por ejemplo), usándolos en diferente proporción es la decoración de cualquier ambiente: lo ideal es que uno de ellos domine y los otros lo complementen. Y es que el esquema armónico funciona especialmente bien cuando el valor e intensidad de los colores elegidos no tiene la misma fuerza.
 
Claves para acertar
 
Lo mejor es decidir en primer lugar los colores de las piezas grandes tapizadas y las telas. Y, a partir de ahí, elegir el de la pared. Pero si te resulta difícil escoger los colores que más te gustan, hojea revistas y libros de decoración y señala las imágenes que te llaman más la atención. Pasados unos días, vuelve a mirarlas y observa qué colores tienen en común. De este modo, sabrás cuales son los colores idóneos para decorar tu casa.
 
Cómo coordinar telas
 
 
 
COMBINAR ESTAMPADOS. En general, las telas estampadas oscurecen el ambiente aunque aportan calidez. Para evitar estridencias, hay que tener en cuenta su coordinación con el resto de colores de la estancia. 
 
ESTAMPADOS GRANDES. Sólo adecuados en habitaciones amplias y luminosas, ya que “llenan” mucho visualmente. 
 
ESTAMPADOS PEQUEÑOS. Los estampados discretos que contengan el color o gama más presente en la estancia ayudan a crear armonía, al tiempo que tienden a agrandar el espacio. 
 
COMBINAR COLORES. Acentuarás la sensación de unidad si repites un mismo color o tonalidad en los diferentes complementos: cojines, cortinas.
 
 
3. Esquema de Contraste
 
Muy estimulante, resulta ideal para crear ambientes personales y llenos de color.
 
 
 
Los colores opuestos en el círculo cromático –como rojo y verde, azul y naranja, morado y amarillo, etc. - dan lugar a combinaciones muy alegres y llenas de vida. La clave del éxito de este esquema, uno de los más impactantes y arriesgados, está en utilizar los colores en diferente proporción, ya que al competir entre sí pueden producir un resultado muy llamativo y estridente. Así, conviene que uno de ellos domine sobre el otro, que se utilizará para acentuar la sensación de contraste. Es importante además el uso del blanco en este tipo de decoración, pues aligera el conjunto, acentúa los otros colores y aporta luminosidad y ligereza al ambiente. Por ejemplo, una estancia pintada de azul, con numerosas telas y complementos en rojo, agradecerá que los muebles sean lacados o decapados en blanco.
 
Dónde y cómo utilizarlo
 
Los esquemas de contraste confieren un carácter único a cualquier ambiente, aunque son tan estimulantes que pueden llegar a “cansar”. Por eso se aconsejan para estancias en las que se pasa poco tiempo, como el comedor, el baño o la cocina. Por otro lado, este tipo de esquemas permiten también combinar sin problemas colores cálidos y fríos y resultan idóneos para resaltar elementos arquitectónicos. Por ejemplo, en una estancia en la que el beige es el color dominante, pintar la pared de la chimenea de malva.
 
COMPLEMENTOS: El toque final
 
 
EL ÚLTIMO PASO. Elige los complementos siempre después de decidir el color de tapicerías, paredes y suelo. Así te ayudarán a completar y mejorar el resultado final. 
 
CAMBIAR UN AMBIENTE. El color de los complementos puede transformarse una estancia: unos cojines rojos añadirán calidez; azueles o blancos, fresco. 
 
TONALIDADES INTENSAS. Tanto si se han utilizado colores cálidos como fríos, reserva los tonos más intensos para los complementos y los más suaves para el resto de elementos. 
 
ARMONÍA O CONTRASTE. Los complementos ayudan a crear armonía (amarillos sobre un fondo neutro) o contraste (malva sobre un fondo gris).  

 

LIKNS RELACIONADOS

También os dejo un enlace sobre cómo pintar paredes como un profesional en 10 consejos. Y unos blogs interesantes sobre pintura para el hogar:

- Decoración facilisimo. Colores para el hogar.

- En femenino. Las pinturas más chic.

- Pinto mi casa. Bajar en apariencia un techo alto.

- Pinto mi casa. Ambientes frescos con luz y color.

- Pinto mi casa. Cómo combinar paredes en violeta.



Tags: eleccion,color,decoracion, pared,paredes, elegir, muebles, tela, luminoso


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública. )
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información aquí