Envia contenidos de Portobellostreet por Whatsapp


La decoración en las películas de Almodóvar


El estilo del cineasta manchego es inigualable e irreproducible. Una introducción al mundo costumbrista y de color del director

Si enciendes la televisión y están echando una película de Almodóvar, aunque no la hayas visto, sabes, sin ningún tipo de duda, que forma parte de la filmografía del oscarizado director manchego. Y es que la estética de Pedro Almodóvar es inconfundible y se ha convertido en parte de su seña de identidad. Su combinación de estilos pop y kitsch han logrado recrear una España que sirven para definir los gustos y personalidades de sus personajes.

 

Los gustos y personalidades de los personajes del manchego se reflejan a la perfección en los decorados de sus películas. 

 

De hecho nos encontramos con lo que muchos llaman el Almodóvar style, una mezcla de colores cálidos, tramas y estampados en abundancia y una mezcla de ornamentos sin orden o sentido aparente. Pero dentro de este maremágnum de jarrones, papeles estampados, sofás de colores chillones o vajillas de Duralex se esconde un estilo muy diferente a otros cineastas españoles e internacionales.

 

Los colores cálidos y los estampados forman parte del Almodóvar style. 

 

Su estilo suele combinar piezas de diseño contemporáneo con iconos de la segunda mitad del siglo XX y provocativos detalles de la tradición rural. Botellas de Soberano, tapetes de ganchillo en los sofás, la inconfundible vajilla de Sargadelos o la manida figurita de la sevillana son algunos de sus recursos más utilizados. Un toque Kitsch que sólo Almodóvar sabe fusionar sin caer en el mal gusto.  

 

En sus films es habitual la mezcla de elementos comtemporáneos con iconos de segunda mitad del siglo XX.  

 

La proyección internacional de Pedro Almodóvar comenzó tras el estreno de “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (1988), con la nominación a los Oscar y a los Globos de Oro. Este film recoge la quintaesencia del cine almodovariano: una alocada tragicomedia que se convirtió en icono de su filmografía gracias a la actuación magistral del Carmen Maura, un guión ácido y unos decorados y vestuarios que se complementan entre sí, creando la mezcla perfecta.

 

"Mujeres al borde de un ataque de nervios" dio a conocer al manchego a nivel internacional.  

 

En todos los films del manchego, podemos ver el uso de los colores planos y brillantes tanto en la composición de los decorados como en el vestuario del elenco de actores. En su última película, “Julieta”, gran parte de la trama gira en torno a un sofá rojo, uno de esos elementos en los que las protagonistas de las historias del manchego viven y crecen, son felices y lloran. Elementos que, en las películas de Almodóvar, se convierten en personajes vivos sin los que la trama no podría ser la que es y sus personajes no estarían completos.

 

Muchas de las tramas de Almodóvar giran en torno a un sofá, como en "Julieta". 

 

En “Tacones Lejanos”, una rota Rebeca (Victoria Abril) se sienta en el colorido sofá de su salón mientras observa a su marido y a su madre; Lena (Penélope Cruz) y Mateo (Lluís Homar) se abrazan en el estampado sofá de su salón sin saber qué les depara el futuro en “Los abrazos rotos”; y, en “¡Átame!”, Marina (también Victoria Abril) pelea con Ricky (Antonio Banderas) para recuperar su libertad mientras está atada al cabecero de una cama. Una intensa relación entre los decorados y la trama, que se ve descolgada si eliminamos los artificios del director para situarnos a la perfección en cada una de sus historias.

 

Los colores planos y brillantes y elementos pop y kitsch son característicos de su estética. 

 

El mobiliario elegido por el manchego es clave en sus películas, tan proclives a escenas costumbristas y a recrear las casas de sus personajes, generalmente mujeres luchadoras que forman ya parte de la historia del cine español. El cine de Almodóvar es una introspectiva en el mundo femenino y su alta capacidad empática con el sexo contrario le ayuda a destacar sus emociones y fortalezas, sin dejar de lado la diversión que caracteriza a muchos de sus personajes femeninos.



Tags: Pedro Almodóvar, decoración kitsch, decoración pop, Victoria Abril, película, Julieta, decorado, cine


¿Quieres dejar un comentario sobre este artículo?




Resuelve esta suma para poder enviar: 9 - =
He leído y acepto las condiciones de privacidad (Los comentarios estan sujetos a aprobación previa y en caso de aprobación se mostrará el nombre de forma pública. )
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información aquí