Blog sobre muebles y decoración


Contenidos sobre muebles y decoración por Portobellostreet.es.
Últimas tendencias, colecciones, muebles exclusivos y mucho mas desde la tienda online de muebles nº 1 en España

Ramón Lapayese: Un acierto formal

Madrid, 1928 - Miami, 1994

Ramón Lapayese, artista madrileño, maestro de la estética y creador de formas intemporales, supo trabajar los más variados materiales con resultados siempre sorprendentes. Su obra, pictórica, escultórica o gráfica, figura en numerosos museos y colecciones oficiales y privadas de todo el mundo, y sus originales trabajos a menudo han sido fuente de inspiración de otros artistas. Pero nadie como él ha sido capaz de plasmar con tanto acierto la emoción de sus personajes, para lo que recurría a veces a la más exquisita simplificación.

Ramón Lapayese desdichadamente ya no está entre nosotros, pero queda su legado para disfrute de los espectadores. Sean trabajos de bulto redondo, murales u otras formas cualesquiera, sus obras resultan siempre un acierto. Su quehacer puede definirse como contemporáneo, sin caer en los realismos relamidos de supuestos artistas con más vocación artesanal que artística, ni en la ultravanguardia, en muchas ocasiones carente de entidad.

Sus herederos deseamos ofrecer estas manifestaciones artísticas, sean piezas únicas o seriadas, así como la reproducción de sus innumerables bocetos y maquetas, que estamos seguros harán disfrutar a todos con su originalidad, atrevimiento y adaptación al entorno. Además de ser obras de arte, avaladas por su forma, estética, creatividad, originalidad, y larguísimo currículo de exposiciones individuales, colectivas y museos, el trabajo de este buscador insigne es una inversión en toda la extensión de la palabra y todo un acierto cultural.

Biografía:

Inicia sus estudios artísticos con su padre. Los continúa, aprendiendo escultura con profesores privados, y pintura como autodidacta. A los catorce años, hace su primera escultura profesional.

De 1942 a 1949, cursa estudios libres en las escuelas de Artes y Oficios y de Bellas Artes de Barcelona. Estudia solfeo y violín en la academia Ainaud. A su regreso a Madrid, va a dibujar al Círculo de Bellas Artes, empieza a trabajar en la cerámica, sigue estudiando violín, armonía y composición, a la vez que realiza importantes obras de escultura; mientras, continúa profundizando en la pintura.

En 1954, es becado por el Gobierno italiano: estudia en la Academia de España, en Roma. En 1957, va a Francia, con una beca del Gobierno de ese país, residiendo en la capital francesa seis años.

En París, desarrolla totalmente su vocación pictórica, continúa con la escultura y estudia estampación, grabado, etc., en la escuela de Bellas Artes.

De 1963 a 1984, vive en Madrid realizando su obra, encargos y exposiciones de pintura, escultura y grabado.

 

En 1984, traslada su residencia a Miami en donde vive hasta 1993, fecha en la que vuelve a España. En esos años, pinta retratos, efectúa nueve grandes murales pictóricos en el estado de Florida, y hace exposiciones, simultaneando estos quehaceres con el de profesor en las universidades de Miami (Koubek Center) y Saint Thomas, y en el Florida Memorial College. En sus viajes a España, realiza encargos y exposiciones.

En 1994, regresa a Miami para realizar unos encargos. Fallece en esa ciudad.

Ramón Lapayese (1928‑1994)

Pese al respeto que inspiró su figura en cuantos artistas y críticos le conocieran y a la influencia que ejerció sobre ciertos artistas y críticos de su generación, el escultor y pintor Ramón Lapayese no había sido hasta ahora objeto de un estudio en profundidad, acaso porque no estuvo presente, en la última etapa de su trayectoria, en el mercado y en la escena españoles. Parece oportuno pues rendirle homenaje ahora a su figura y a su obra, tanto más por cuanto gran parte de ella está prácticamente inédita en España.

Objeto de especial atención en cualquier biografía de Ramón Lapayese han de ser las circunstancias que contribuyeron a hacer de él, si no un artista "maldito", sí una figura incómoda, de difícil encaje y proyección. No ha lugar a hablar de su personalidad austera e independiente en este esbozo.

Ramón Lapayese nace en Madrid en 1928 y es hijo del pintor, escultor y artesano José Lapayese Bruna (1899‑1982), artista singular, heterodoxo, apasionado por la investigación de las más inverosímiles técnicas pictóricas. Así, aunque Ramón se formó en el Círculo de Bellas Artes y en la Escuela de Cerámica de Madrid y en las Escuelas de Artes y Oficios y de Bellas Artes de Barcelona, no cabe separar su etapa de formación de su vida profesional: en el taller de su padre trabajó desde niño hasta tener el suyo propio, y en él dio respuesta a numerosos encargos y preparó sus primeras exposiciones.

Aunque su obra no maduraría hasta que no hubiera realizado los obligados viajes al exterior, su trayectoria profesional se inicia pues prácticamente en la infancia. En los años 50, Lapayese obtuvo sendas becas para viajar a Roma (lo que aprovechó para recorrer Italia y parte de Europa) y a París (donde vivió durante seis años, llevando a cabo varias exposiciones), tomando entonces contacto con el arte europeo de vanguardia. Tanto sus esculturas como el magnífico conjunto de cuadros abstractos que de aquella época se conservan constituyen sin duda un espectacular punto de partida: perfectamente conservadas, nos muestran las pinturas diversas estructuras reticulares en relieve impecablemente compuestas, ornadas con colores profundos y apagados. En ellas está esa tensión entre la sobriedad geométrica de un Poliakoff ‑en pintura‑ y el gusto por lo arcaico, por lo prehistórico, que MooreGiacometti o Germaine Richier imponían en la escultura de la época. Acaso estos cuadros de los primeros 60 representen, mejor que ningún otro conjunto de obras suyas, el momento en el que Ramón Lapayese, sintiéndose a sus anchas como pintor, lejos de su tierra, desarrolla un lenguaje plenamente coherente con el discurso de sus contemporáneos. Sobre estas pinturas se asienta todo su estilo, pues es la simbiosis entre lo que a nosotros pudieran parecernos formas escultóricas y un gusto por la pintura, por el color y la materia (heredado sin duda del inquieto Lapayese Bruna), la que caracteriza al Lapayese pintor: esas manipulaciones de la anatomía y el volumen, esas distorsiones del espacio propias del lenguaje escultórico que Ramón incorporaba inconscientemente a su pintura, la hacen únicasiempre sorprendente, refinada y viva. También son notables sus grabados, que realiza en la École des Beaux Arts.

Aunque en cuanto ataña a la trayectoria expositiva de Ramón Lapayese preferimos remitir al lector al currículum que acompaña a estas notas, sí merecen destacarse dentro de este primer periodo la exposición en el MEAC de Madrid de 1954, las participaciones en las Exposiciones Nacionales de 1948, 1950, 54, 57 y 1962, en las bienales de Gorizzia, La Habana, Venecia e Hispanoamericanas y en los Salons des Jeunes Indépendants de París.

En 1968 presenta sus trabajos por primera vez en la galería Kreisler de Madrid, sala con la que mantendría relación hasta principios de los 80. La Crítica le descubre entonces como pintor dedicándole comentarios elogiosos y se inaugura así su largo y fecundo periodo madrileño. Mas si hemos hecho especial hincapié en la etapa de conformación del lenguaje y el estilo de Lapayese ha sido por una concreta razón: creemos que la obra de este artista ‑ y, especialmente, el conjunto de pinturas, esculturas, grabados y dibujos que realiza Lapayese desde su vuelta a Madrid en 1963 hasta su postrero viaje a Miami en 1984 ‑ no puede ser en ningún caso estudiado desde un punto de vista cronológico o, si se prefiere, atendiendo a la posible evolución de los rasgos estilísticos que la caracterizan. Lapayese era un artista singular, que se mantuvo fiel a unas premisas. No es sólo que su lenguaje no cambiara (cabe hablar de un hallazgo en cada obra, pero siempre dentro de un estilo inconfundible y prácticamente inamovible) sucede además que los descubrimientos y las revisiones se alternan con frecuencia, que los avances y los retornos son constantes. Si nos centramos en la escultura, sí podremos hablar de una preocupación permanente, de un tema único: Lapayese trataba la figura humana, la expresión, el movimiento, el sentimiento, la acción... Estudió su anatomía desde múltiples perspectivas, la exploró unas veces desde el rigor clasicista y otras la transformó en abstracta oda al movimiento, pero no constituyen estos cambios "etapas", sino "momentos" que encontramos a lo largo de toda su vida. Y en esas anatomías, tanto humanas como animales, encontraremos siempre esas primeras estructuras, ese "esqueleto" o "raspa" que tanto debe al redescubrimiento del arte rupestre y que constituía el motivo de sus cuadros y esculturas abstractas. Por otra parte, es frecuente encontrar un mismo motivo, una misma pose en un cuadro de Lapayese y en una de sus esculturas: ambas facetas de su trabajo transcurrían paralelas, ambas son indisolubles y no faltan críticos que expresen su preferencia por una u otra vertiente de su creatividad.

Habremos pues de agrupar las obras por temas: sus espléndidas tauromaquias, peculiares por cuanto ese toro típico de Lapayese, visto desde lo alto, exageradamente grande, tiene un carácter casi arquitectónico, rasgos totémicos,transpira solidez y potencia; sus Cristos, alguno de ellos tachado de blasfemo por la Iglesia en su tiempo, descarnados, mostrando costillas y vísceras; sus temas rurales, sus niños y gatos; sus desnudos, en los que siempre está la huella de Moore; y toda esa obra de carácter costumbrista, que podría inscribirse dentro de alguna de las corrientes neofigurativas, y que es precisamente la que de forma permanente le representa en los jardines del antiguo Museo Español de Arte Contemporáneo, en Madrid. De este modo se desplegará ante nosotros toda la sensibilidad de Lapayese, podremos percibir toda la ternura que emana de sus obras: figuras delicadas y frágiles, que parecen ocultar pudorosamente sus rostros; anónimas y mudas, se expresan a través de las peculiares transformaciones de sus anatomías, de los alargamientos o ensanchamientos de sus extremidades, de sus ropas siempre ricas en texturas y materias, de sus perfiles temblorosos.

Son increíbles las obras por encargo que realizó Lapayese durante estos años, pero preferimos centrarnos en cuanto produjo para el medio centenar largo de individuales que llevó a cabo en diversas ciudades de España, Europa y los Estados Unidos, y sus más de cien colectivas. La Medalla de Oro en la Bienal de Zaragoza de 1963 y el II Premio Nacional de escultura que obtiene en 1970 se cuentan entre sus premios más importantes.

La obra realizada en Miami entre 1984 y 1994 pudiera constituir otro apartado definido: allí, inmerso en la luz de Florida, su paleta se hace transparente y luminosa, y su pintura se torna más naturalista. Pero nos encontramos entonces con un bloque temático tan interesante que, una vez más, la partición cronológica pierde su sentido: nos referimos a la serie dedicada a la Macumba, que consta de numerosos óleos y amplias series de dibujos a lápiz de extraordinario interés. Existen, por último, algunos cuadros relevantes pertenecientes ya a los momentos previos a su fallecimiento en 1994: la dolorosa enfermedad que padecía y la proximidad de la muerte le inspiraron pinturas en las que surgen rostros extraños de entre manchas fugaces, animales, niños, parpadeos de color. Su pintura fue muy celebrada en Florida, y llevó a caboocho exposiciones individuales, habiéndose de destacar también los nueve murales que pintó y su enorme Cristo para la catedral de Mérida, en Yucatán.

Ramón Lapayese acaso trabajara más por impulsos que guiado por un afán de coherencia; tal vez eso explique también la vastísima obra que nos ha dejado. Ramón, es cierto, realizó numerosos "caprichos" o "divertimentos" que quizá le ayudaran a "escaparse" de ese taller en el que se acumulaban los encargos y en el que siempre hubo muchos aprendices trabajando. Sobre estos trabajos, tan necesarios como poco ortodoxos, cuajó las obras singulares que nos proponemos presentar.

Javier Rubio Nomblot 

Crítico de arte de ABC

Crítico de arte de El Punto de las Artes

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

1954.-                Museo de Arte Contemporáneo, Madrid. Escultura.

1957.‑                Galería Prado, Madrid. Escultura.

1958.‑                Galería Drouant David, París. Pintura y escultura.

1960.‑                Galería Hybler, Copenhague. Pintura y escultura.

                          Galería Melissa, Lausana.. Grabado, pintura y escultura.

1961.‑                Galería Norval, Nueva York. Pintura y escultura.

                          Galería Neblí, Madrid. Escultura y dibujo.

1962.‑                Spanisches Kulturinstitut, Munich. Escultura.

1963.‑                Galería L. D., Nueva York. Pintura y escultura.

                          Galería Syra, Barcelona. Escultura.

                          Art Gallery, Copenhague. Grabado, pintura y escultura.

1964.‑                Ateneo de Madrid, sala Santa Catalina. Escultura.

                          Círculo de la Amistad, Córdoba. Pintura y escultura.

                          Festivales de España (itinerante). Pintura y escultura.

1965.‑                Instituto Mexicano de Cultura Hispánica, Méjico, D.F. Grabado y pintura.

                          Galerie Balzac, París. Pintura.

                          Galerie Allen, Copenhague. Pintura y escultura.

                          Maneten Gallery, Gotemburgo. Pintura y escultura.

1966.‑                Galería Syra, Barcelona. Pintura y escultura.

                          Museo de Arte Moderno, Bilbao. Pintura y escultura.

                          Kunstkabinet am Steintorhaus Bogensthal, Hannover. Pintura y escultura.

1967.‑                Santuario de Guadalupe, Madrid. Escultura.

1968.‑                Galería Kreisler, Madrid. Pintura y escultura.

                          Festivales de España (Itinerante). Pintura y escultura.

                          Ibero‑Amerika Haus, Hamburgo. Pintura y escultura.

                          Ibero‑Club, Bonn. Pintura y escultura.

1969.‑                Institut Fur Auslandsbeiehungen, Stuttgart. Pintura y escultura.

                          Editora Nacional, Madrid. Pintura.

                          Galería Estil, Valencia. Pintura y escultura.

                          Club La Rábida, Sevilla. Pintura.

                          Galería Ariel, Palma de Mallorca. Pintura y escultura.

                          Galería Kreisler, Nueva York. Pintura y escultura.

                          Universidad Laboral, Córdoba. Pintura y escultura.

1970.‑                Casa de la Cultura, Lérida. Pintura y escultura.

                          Woodstok Gallery, Londres. Pintura y escultura.

                          Casa de la Cultura, Albacete. Pintura y escultura.

1971.‑                Galería Kreisler, Madrid. Pintura y escultura.

1974.‑                Galería Kreisler, Madrid. Pintura y escultura.

                          Galería de Arte Cartic, Castellón de la Plana. Pintura y escultura.

                           Galería Uranga, Bilbao. Pintura y escultura.

                           Galería Siena, Valencia. Pintura y escultura.

            Sala de Arte Velázquez, Santander. Pintura y grabado.

1975.‑                  Sala Artis, Salamanca. Pintura y escultura.

                            Estiarte, Madrid. Obra gráfica.

                            Sala Jaimes, Barcelona. Pintura y escultura.

                            Galería Vermeer, Logroño. Pintura y escultura.

1976.‑                  Galería Cid, Madrid. Pintura y escultura.

                            Palacio de Caramany, Gerona. Pintura y escultura.

                            Álvaro, Galería de Arte, Sevilla. Pintura y escultura.

            Sala de Arte Velázquez, Santander. Pintura, escultura y grabado.

1977-.                  Caja de Ahorros, León. Pintura, escultura, dibujo y grabado.

                            Caja de Ahorros Municipal de Pamplona. Pintura, escultura y grabado.

                             Galería Vermeer, Logroño. Pintura y escultura.

1979.‑                   Galerías Padró, Barcelona. Pintura, escultura y grabado.

1980.‑                   Galería Kreisler, Madrid. Pintura y escultura.

1981.‑                    Álvaro, Galería de Arte, Sevilla. Pintura y escultura.

                             Casino Bahía de Cádiz, Pto. de Sta. María. Pintura y escultura.

1982.‑                   Círculo de Bellas Artes, Madrid. Pintura y escultura.

1983.‑                    Galería Bernesga, León. Pintura y escultura.

                              The Drawing Room Gallery, Houston (Texas, EE.UU.) Pintura

1984.‑                    Galería María Calás, Miami (Florida, EE.UU.). Pintura.

1986‑                     The Embassy Gallery, Miami (Florida, EE.UU.). Pintura y escultura.

1987.‑                    Koubek Center (Universidad de Miami, (Florida EE.UU.)). Pintura.

1988.‑                    Universidad de Sto. Tomás, Miami (Florida, EE.UU.). Pintura.

1989.‑                    Florida Memorial College, Miami (Florida, EE.UU.). Pintura.

1990.‑                    Capital Bank, Miami (Florida, EE.UU.). Pintura.

1991.‑                     Galería Santa Bárbara, Madrid. Pintura.

1992.‑                    Main Library, Fort Lauderdale (Florida, EE.UU.). Pintura y escultura.

1993.‑                    479 Gallery Inc. Filadelfia (Pennsilvania, EE.UU.). Pintura.

                              Galería Santa Bárbara, Madrid. Pintura.

2005.-                   Annta Gallery, Madrid. Pintura y escultura.

2007.-                   Leganés (Madrid) Retrospectiva. Sala José Saramago. Octubre. Pintura y escultura.

 

EXPOSICIONES COLECTIVAS

1948.‑          Madrid:                Nacional de Bellas Artes. Escultura.

1950.‑          Madrid:                Nacional de Bellas Artes. Escultura.

                     Madrid:               XXIV Salón de Otoño. Escultura.

1951.‑           Madrid:               Salón del Círculo de Bellas Artes. Escultura.

1952.-           Madrid:               Salón del Círculo de Bellas Artes. Escultura.

                     Madrid:               El Fútbol en el Arte (Fed. Española de Fútbol). Escultura.

                     Madrid:               Concursos Nacionales. Escultura.

1953.‑           Madrid:               Cultura Hispánica, concurso para la erección de un monumento a D. Gonzalo Ximénez de Quesada.

1954.‑            Madrid:              Nacional de Bellas Artes. Escultura.

                      Roma:                Mostra d’arte dei Borsisti del Ministero degli Affari  Esteri. Escultura. Gorizzia (Ita.):   Bienal.

                      La Habana:         Bienal.

1955.‑            Madrid:               I Exposición de Artistas Plásticos. Escultura.

1956.‑            Barcelona:          Bienal Hispano Americana. Escultura.

                      Salamanca:        VII Exposición de Artistas. Escultura.

                      Venecia:              XXVIII Bienal. Escultura.

                      Salzburgo:           Bienal de Arte Sacro. Escultura.

                      Nueva York:       World House Gallery. Escultura.

1957.‑            Madrid:               Nacional de Bellas Artes.

                      Madrid:               Escultura al Aire Libre.

1958.‑            París:                   Maison des Beaux Arts. Pintura y escultura.

1959.‑            Madrid:               Salón de Grabado del Círculo de Bellas Artes.

                      Madrid:               Grabadores españoles contemporáneos (sala Abril).

                      París:                   Salon des Arts Indépendants. Pintura y escultura.

                      París:                   Jeunes artistes de la Maison d'Italie. Pintura y escultura.

1960.‑            París:                   Salon des Arts Indépendants. Pintura y escultura.

                      Lisboa:                 Grabadores españoles.

1960‑61.‑      Mad.~Barna.:      Antológica de la Crítica.

1961.‑            Barcelona:           V Salón de Mayo.

1962.-            Madrid:                I Certamen Nnal. de Artes Plásticas.

                      Madrid:                Exposición Nacional de Bellas Artes. Escultura.

                      Barcelona:           VI Salón de Mayo. Escultura.

                      París:                    VI Salon Prix de New York. Pintura.

1963.-            Madrid:                XII Salón del Grabado. Drón. Gral. de Bellas Artes.

                      Madrid:                 Artistas españoles contemporáneos. Grabado.

                      Barcelona:            VII Salón de Mayo.

                      Barcelona:            V Concurso internacional de dibujo Ynglada Guillot.

                      Zaragoza:             II Bienal. Escultura.

                      París:                    III Bienal. Pintura.

                      Chicago:               Feria Internacional. Escultura.

1964.‑            Madrid:                San Pablo en el Arte. Escultura.

                      Madrid:                Grabado Español Contemporáneo.

                      Madrid:                XIII Salón de grabado.

                      Madrid:                Expo. de escultura Premio Arte y Cultura.

                      Madrid:                Nacional de Bellas Artes. Escultura y dibujo.

                      Madrid:                XXV años de Arte Español.

                      Barcelona:           VIII Salón de Mayo. Escultura.

                       París:                   La jeune sculpture.

                       P. de Mallorca:    I Certamen sobre tendencias actuales plásticas.

                       Gerona:               Homenaje a Leoncio Quera. Pintura.

                       Burgos, Jaén

                       y Ciudad Real:     Festivales de España. Pintura y escultura.

                      Bruselas:               Arte en Europa.

1964‑65.‑       Nueva York:        Feria Mundial.

1965.‑             Madrid:                 Exposición - subasta UNICEF.

                       Madrid:                 Nacional de Bellas Artes. Pintura y escultura.

                       Barcelona:            El Deporte en las Bellas Artes. Escultura.

                       Zaragoza:              III Bienal.

1966.‑             Madrid:                  Exposición Nacional de Bellas Artes. Escultura.

1967.‑             Barcelona:             Bienal Internacional de Pintura Estrada Saladich.

1968.‑            Madrid:                   Exposición Nacional de Bellas Artes.  

                      Barcelona:              I Salón de escultura Contemporánea.  

                      París:                       I Bienal de Arte Contemporáneo Español, Museo Galliéra. Pintura.

1969.‑            Madrid (Itinerante a California y Missouri):  

                                                       Pintores figurativos en la España actual.

                       Madrid                    Concurso de Pintura para UNICEF. XXVIII Salón de Otoño. Pintura.

                       Barcelona:              Concurso de pintura Premio Ciudad de Barcelona.

                       Gerona:                  Concurso de Arte de la Excma. Diputación.

                       P. de Mallorca:       XVIII Salón de Otoño. Pintura.

                       Soria:                      Festivales de España. Pintura.

1970.‑            Madrid:                   Exposición Nacional de Arte Contemporáneo. Escultura y pintura.

                      Madrid:                   Pintores españoles, temas extranjeros (Club Urbis). 

                    Madrid:                     IV Premio Círculo 2. Pintura.

                    Madrid:                     Galería Kreisler. Pintura.

                    Barcelona:                Concurso Internacional de Pintura "Pueblos y paisajes de Cataluña”.

                    Bilbao:                       Artesport 70. Pintura.

                    Burgos:                      Homenaje a Fernán González. Pintura.

                    Gerona:                     XV Concurso de Arte. Pintura.

                    Tarragona:                II Bienal Nacional. Pintura.

                    Valencia:                    V Feria de Arte en Metal. Escultura.

                    Linares:                      XXV Exposición Nacional de Pintura.

                    Valdepeñas:               X Concurso Premio de Valdepeñas. Pintura.

1971.‑           Vallauris (Francia.):  Homenaje a Picasso. Tinta.

                    Madrid:                       Galería Kreisler. Pintura.

                    Barcelona:                  III Bienal Internacional del Deporte en las Artes. Pintura.

                    Valencia:                     XII Salón de Marzo. Pintura.

                    Valencia:                     III Feria del Metal en el Arte. Escultura.

                    Mallorca:                     Premio Ciudad de Felanitx. Pintura.

                    Zamora:                      I Bienal de Pintura.

                    Marbella:                    II Bienal de Arte. Pintura.

                    Valdepeñas:                XI Premio Valdepeñas. Pintura.

1972.‑           Madrid:                      Homenaje a Camón Aznar. Pintura.

                     Madrid:                      Exposición Nacional de Arte Contemporáneo.  Pintura.

                     Madrid:                       Galería Kreisler. Pintura.

                     Gerona:                      Exposición Nacional de Escultura Contemporánea.

                    Itinerante:                   Exposición Nacional de Arte Contemporáneo. Pintura.

                    Málaga:                       Bienal de Pintura (Museo de San Telmo).

                    Valdepeñas:                 XII Premio Valdepeñas. Pintura.

                    Gerona:                       Concurso de Arte de la Excma. Diputación. Pintura.

1973.‑          Madrid:                       Premio Ejército de Pintura.

                    Madrid:                       Premio Multikes de pintura.

                    Madrid:                       VII Premio Círculo 2. Pintura y escultura.

                    Madrid:                      Galería Kreisler. Pintura.

                    Madrid:                      IV Bienal del Deporte en las Artes. Pintura.

                    Valencia:                    V Feria de Arte en Metal. 

                    Valencia:                    XIII Salón de Marzo.

                    Burriana:                   Setmana d'art. Pintura.

                    Almería:                    IV Certamen Nacional de Pintura.

                    Marbella:                   II Bienal Internacional de Arte. Pintura.

                    Valdepeñas:               XIII Premio Valdepeñas. Pintura.

                    Zamora:                     II Bienal de Pintura "Ciudad de Zamora".

                    Córdoba:                     I Certamen Nacional de Pintura.

                    Valladolid:                  Premio Caja de Ahorros Provincial. Pintura.

                    Guadalajara:              V Premio Nacional de Pintura Caja de Ahorros.

                    Sevilla:                       I Salón Municipal de pintura y escultura del Excmo. Ayto.

                    Madrid:                     Concursos Nacionales. Pintura.

1974.‑          Madrid:                     VIII Premio Círculo 2. Pintura.

                    Madrid:                     Miniaturas en Galería Rottenburg. Pintura.

                    Valencia:                   El Metal en el Arte.

1975.‑          Madrid:                     IX Premio Círculo 2. Pintura.

                   Barcelona:                  V Bienal Internacional del Deporte en las Artes. Pintura.    

                   Zamora:                     III Bienal de Pintura "Ciudad de Zamora".

1976.-         Madrid:                      X Premio Círculo 2. Pintura.

1979.‑         Madrid:                       El niño en el arte. Círculo de B. A. Pintura.

                   Madrid:                       20 Maestros de la Pintura Contemporánea (Club 24).

1980.‑         Madrid:                      Los escritores vistos por los artistas (Círculo B A) Dibujo.

1981.‑          Alcázar de S. Juan:                    

                                                        Exposición Excmo. Ayuntamiento. Pintura.

                    Marbella:                    VI Bienal Internacional de Arte. Pintura.

                    Barcelona:                  VIII Bienal Internacional del Deporte en las Artes. Pintura.

1982.‑          Madrid:                       Madrid visto por sus pintores.   

                    Madrid:                       Homenaje a Vázquez Díaz de sus amigos pintores. Círculo de B. A.  

                    Madrid:                        Santa Teresa en el Arte. Pintura.

1983.‑          Madrid:                        Literatura y Artes de España en la actualidad (Club  Urbis).             

                    Burgos:                        10 grabadores de hoy. Delegación Provincial.

1991.‑          Madrid:                       Grande y pequeño formato. Galería Sta.Bárbara. Pintura.

1992.-          Ginebra:                      Europ'Art 92. Pintura.

                    Hong Kong:                 Art Asia. Pintura.

                    Singapur                      The Asian International Contemporary Art Fair.

                    Madrid:                         El toreo en el arte. Galería Sta. Bárbara. Pintura.

1993.-          Madrid:                         Pintores de la galería. Sta. Bárbara. Pintura.

1994.‑          Madrid:                         Homenaje a Ramón Lapayese. Sta. Bárbara.Pintura.

1995.-          Miami:                          Feria Internacional. Pintura.

2002.-         Madrid:                         Pequeño formato. Galería Alfama. Pintura

2003.-         Madrid:                         Feria DeArte. Palacio de Exposiciones y Congresos. Pintura, escultura y obra gráfica.

                    Salamanca:                   Feria de Arte. Pintura sobre papel, escultura.

                    Salamanca:                   Sala Artis. Septiembre-octubre. Pintura sobre papel, escultura .

2004.-         Madrid:                         Estampa – Annta Gallery. 24-29 noviembre. Obra gráfica.

2007            Riaza(Segovia)             7 escultores. Galería Fontanar Abril-mayo.Escultura.

 

PREMIOS OBTENIDOS:

 

1950.‑          Premio de escultura. Círculo de Bellas Artes, Madrid.

1955.‑          Premio de escultura. Concurso Nnal. de la Federación Española de Fútbol.

1957.‑          III Medalla Exposición Nnal. de Bellas Artes. Escultura.

1962.‑          Premio "Nueva York" de pintura, París.

1963.‑          Medalla de oro especial (escultura). II Bienal de Zaragoza.

1969.‑          Premio del Excmo. Ayuntamiento. VII Concurso de Pintura Ciudad de Tarrasa.

1970.‑          Premio de pintura Barón de Güell. Artesport, Bilbao.

                    II Premio de escultura. Exposición Nnal. de Arte Contemporáneo, Madrid.

MUSEOS, INSTITUCIONES OFICIALES Y LUGARES EN LOS QUE HAY OBRA SUYA:

  • Museo de Arte Contemporáneo, Madrid.
  • Museo de Artes Decorativas, Madrid.
  • Biblioteca Nacional, Madrid
  • Palacio de la Zarzuela, Madrid
  • Museo de la Diputación, Barcelona.
  • Museo de la Diputación, Zaragoza.
  • Museo de Bellas Artes, Bilbao.
  • Museo de Bellas Artes, Granada.
  • Museo de Arte Contemporáneo, Sevilla.
  • Museo de Arte Contemporáneo, Ibiza.
  • Ministerio de Marina, Madrid
  • Policlínica de Marina, Madrid.
  • Hospital Clínico, Madrid.
  • Universidad Laboral, Córdoba.
  • Ministerio de Agricultura, Madrid.
  • Ayuntamiento de Tarrasa.
  • Consejo Superior de Deportes, Madrid.
  • Parador Nacional de Sigüenza.
  • Valle de los Caídos. Cuelgamuros, Madrid.
  • Jefatura de Apoyo Logístico del Ministerio de Marina, Madrid.
  • Museo de Arte Hispanoamericano. Miami, Florida (EE.UU.)
  • Monumento al Trasvase Tajo-Segura. La Roda, Albacete.
  • Monumento en Presa de Santillana. Manzanares el Real, Madrid.
  • Banco Ibérico. Madrid, Zaragoza y Las Palmas.
  • Escuela de Capacitación. Mondragón, Guipúzcoa.
  • Merca-Jerez. Jerez de la Frontera, Cádiz.

Hay obra suya en España, Francia, Bélgica, Alemania, Suiza, Italia, Holanda, Dinamarca, Suecia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Argentina, Colombia, Perú, Méjico, Japón, Marruecos, etc.

BIBLIOGRAFÍA

·                     Diccionario enciclopédico Espasa Calpe, VIII edición.

·                     El Arte y el Hombre, de René Huyghé.

·                     Diccionario Crítico del Arte Español Contemporáneo. A. M. Campoy.

·                     Pintores españoles contemporáneos. Juan Ignacio de Blas.

·                     XXV años de Arte Español. Ministerio de Información.

·                     Pintores figurativos en la España de hoy. Carlos Areán.

·                     I Salón de Barcelona de Escultura Contemporánea. F. Estrada.

·                     Diccionario Biográfico. Círculo de Amigos de la Historia.

·                     La escultura española contemporánea. J. Marín Medina.

·                     Escultura española. Santiago Alcolea.

·                     Repertorio de grabadores españoles.

·                     El Arte Sacro Actual. Juan Plazaola.

·                     San Pablo en el Arte. Ministerio de Cultura.

·                     Los Toros. Enciclopedia de José Mª de Cossío.

·                     El hierro en el arte español. Javier Rubio y J. A. Gaya Nuño.

·                     El Valle de los Caídos. Diego Méndez.

·                     La pintura expresionista en España. Carlos Areán.

·                     Catálogo del Museo Español de Arte Contemporáneo.

·                     Pintura y escultura del S. XX. José Mateos.

·                     Historia del Arte Hispánico. El siglo XX. C. Sambricio y F. Portela.

·                     Aproximación a la escultura religiosa contemporánea en Madrid. Mª Teresa González Vicario.

·                     Diccionario de pintores y escultores españoles del S. XX. Forum Artis.

·                     Diccionario de artistas contemporáneos de Madrid, ARTEGUÍA,Madrid,  1996 (artículo de Elena Mellado).

  •            Dictionnaire des peintres, sculpteurs, dessinateurs et graveurs. Bénézit. Editorial Gründ.

Fragmentos de críticas

Se dice generalmente que quien dibuja modela, pero que quien modela pinte es ya una novedad.  En el caso de Ramón Lapayese, más aún por cuanto vemos que su habilidad en el manejo del color, revela un concienzudo ejercicio. Impacto, Méjico, 1965.

Hasta hoy le conocíamos como escultor recio, espíritu investigador y temperamento sensitivo.  Hoy le conocemos también como pintor, y dotado en esta nueva fase de su personalidad artística de las mismas cualidades que en la anterior. J. Cortés, la Vanguardia, Barcelona, 1966.

Tanto en escultura como en pintura, en corporación o en colores planos, Ramón Lapayese trata la figuración con gran libertad sirviéndose de ella para plasmar los valores plásticos fundamentales y ofrecer creaciones directas de auténtica actualidad. A. de Castillo, Diario de Barcelona, 1966.

No se puede hablar de un Ramón Lapayese pintor y un Ramón Lapayese escultor, puesto que ambos son uno y lo mismo.  Hay que hablar de un Ramón Lapayese plástico sin límites ni fronteras dimensionales que lo cantonalicen. A. Marsá, El Correo Catalán, 1966.

Ramón Lapayese es un artista total. Sabíamos, ante sus formas, ante la composición, que desembocaría en este magnífico espectáculo de su pintura actual a la que no dudamos en calificar como uno de los órdenes neofigurativos más importantes del momento actual. M. Sánchez Camargo, 1966.

Solamente ocho cuadros tratan el tema de la tauromaquia. Ante estos cuadros el propio Picasso resulta convencional. Nadie como Ramón Lapayese ha sabido pintar el juego entre el hombre y el animal. K. F., Hannoversche Rundschau, 1966.

Ramón Lapayese cultiva con parigual fortuna la pintura y la escultura.  De su dominio en ambas moralidades de expresión plástica es limpio testimonio la colección de obras que presentara en el Club La Rábida a la pública sanción, con predominio numérico de las creaciones pictóricas, ubicadas en el área de una grata figuración expresionista, sobria en sus rasgos representativos, aunque trabajada con auténtico esmero, y muy atrayente por su cromatismo, que acredita a un colorista exquisito, poseedor de una poderosa y penetrante intuición.

Con sus figuras esquemáticas, integradas en equilibradas y movidas composiciones, establece Ramón Lapayese un noble y sugestivo decorativismo.

Las robustas estilizaciones escultóricas de este artista integral afirman una gran reciedumbre, una rara energía dinámica, arrebatada, y una notable capacidad de abstracción. Manuel Olmedo, ABC de Sevilla, octubre de 1968.

Su exposición en Sala Jaimes nos muestra a un Lapayese de poderosa fuerza y singularidad de lenguaje dentro de los idearios expresionistas, una de las constantes de su obra, tanto en sus pinturas como en las 10 esculturas que presenta.  Crea un mundo propio en el cual sus personajes encierran siempre un trasfondo anímico de inquietudes y misteriosas vivencias.

Seres con sus estiramientos, y deformaciones anatómicas que igual nos hablan de dramas intensos que de fustigaciones, sarcasmos y aun ironías, estudiados en profundidad, con gamas densas, severas -rojos, negros, tierras- con sus ribetes arcaizantes en los cuales se conjuga tanto la valoración de texturas como el juego imaginativo. Lina Font, EAJ-1 Radio Barcelona, 5 noviembre 1975.

Pinta Ramón Lapayese con generosas empastaciones.  Dentro de un descoyuntamiento de las figuras de noble filiación expresionista.  Emplea una paleta de abiertos y contrastados registros cromáticos. ( ) La tarea de este artista es intelectual y razonadora, no dejando nada al arbitrio de lo espontáneo. ( ) Exhibe también tres pequeñas muestras escultóricas, de densos volúmenes y que se corresponden a su obra pictórica en la que alude a la neofiguración y a la realidad a la que Ramón Lapayese consulta y recrea. Francisco Torrá, Solidaridad Nacional, 6 noviembre 1975.

Escultor y pintor en la misma línea de un impresionismo expresionista distendido y distorsionado, Ramón Lapayese expone junto a algo más que media docena de esculturas en materia definitiva una serie de cuarenta y siete pinturas.  En unas y otras el artista violenta la forma -y en la pintura, además, el color- como si pretendiese arrebatarle un estremecimiento que hiciera más-incisiva y vibrante su casi acerada expresividad.  Más allá de un gran dominio técnico, Lapayese, independientemente de la realización de la obra en dos o tres dimensiones, busca la intencionalidad de la esencia plástica de cada tema.  Interpreta así su fuerza, ese sentido interior de su condición y carácter que los seres y las cosas proyectan hacia afuera, como revelador de su fuerza y de su armonía interior. - Fernando Gutiérrez La Vanguardia, 8 de noviembre de 1975.

Su escultura no se basa en la anécdota, sino en la relación entre forma y espacio.  El ritmo y la calidad de los materiales: maderas duras africanas, bronce bellamente patinado y hierro forjado.  Todas son testimonio del sentido que tiene del volumen y del amor a la materia a la que imprime vida con la representación y la expresión, ayudada por el dominio del oficio y las parpadeantes texturas.

En pintura la evolución ha sido la misma.  Gusta de dejar la pincelada suelta, pareciendo bocetos algunas obras.  En todas, la factura es por pequeñas manchas que forman retícula y dan vibración.  De manera paralela a la aspereza de la superficie en los bronces, tiende en las pinturas a una apariencia táctil.  Igualmente a la estilización y a cierto esquematismo, sin renunciar a su expresionismo alegre y optimista.  El concepto es el mismo en escultura y pintura.  A igual altura está el oficio.  No se trata de un escultor y un pintor, sino de un artista que esculpe y pinta a la vez. Alberto del Castillo.  Diario de Barcelona, 9 noviembre 1975.

En Sala Jaimes, Ramón Lapayese presenta una serie de esculturas y pinturas --pues en ambas técnicas alcanza grado de excelencia--, dentro de un expresionismo de radical acento.  Si en la escultura logra efectos plásticos mediante enlaces formales de acerada intencionalidad, en la pintura obtiene idénticos efectos acentuando el cromatismo en sus gamas más intensas y apasionadas.  Pero ni en uno ni en otro caso hay disonancia o deformación deliberadas, achaque tan frecuente, y sí, a cambio, una dicción segura y vigorosa y un acento personal inconfundible. -Angel Marsá. El Correo Catalán, 15 noviembre 1975).

Siempre dentro de una tendencia expresionista, auténtico creador plástico, lo mismo cuando halla en el color --a base de una pincelación suelta de gran riqueza cromática-- su figuración, que cuando levanta rítmicos volúmenes en sus esculturas realizadas en bronces, maderas de la Guinea o hierro forjado.

Obras, unas y otras, en las que la vida --siempre-- cobra expresión: si en la pintura, ésta está conseguida con manchas que sucesivamente tejen el argumento, en las piezas que exhibe, es a base de texturas que enriquecen las materias que las sustentan, como las logra. Piezas y formas, volúmenes y juegos de colores que Ramón Lapayese, con sentido de verticalidad y el mejor oficio se hermanan en busca de unos resultados que felizmente logran terminaciones plásticas. Francesc Galí, Mundo Diario, 20 de noviembre de 1975.

De paleta suelta y rica en modulaciones, figurativo sobre unos lienzos en los que emplaza realidades manifiestas a través de la concentración de la línea y el empleo y valoración de las densidades matéricas, Ramón Lapayese se nos ofrece asimismo en esta muestra en sus vertientes de grabador y escultor, al igual que hiciera en anteriores ocasiones.

Resumen afianzado de trabajos pretéritos con otros medios de manifestación pictórica, los óleos de Ramón Lapayese se inscriben dentro de un expresionismo de planos definidos acusadamente, sobre los que el autor hace privar sugerentes figuraciones cuya formalización suele tender a la estilización por vía de empastes y grosores que en ocasiones diluyen casi el trazo, a la potenciación de sus contenidos.  Como escultor, Ramón Lapayese trabaja maderas duras, bronces y hierros ensamblados con soldaduras, soportes que conforma con manifiesta sensibilidad y dominio de las técnicas. Tuerce aquí las formas y tiende igualmente a la estilización, dentro de un expresionismo que entronca esencialmente con su pintura. Los lienzos que expone llevan la fecha de 1974, siendo de anterior datación las producciones volumétricas.  J.I. del Marquet, Gazeta del Arte, 7 de diciembre de 1975.

Lapayese, que clava sus raíces en los viejos bisontes de Altamira, descompone las formas para inventar su propia geometría. Cambia las perspectivas, juega con los perfiles, unifica los planos y, a veces, hace que todo el lienzo se eleve en el espacio como un globo borracho de colores. Pero, a mi juicio, todo ello no proviene tan sólo de una intención estética del escultor-pintor, sino que es consecuencia de una actitud mental, de un enfoque seriamente pensado de la vida.

El aparente ingenuismo de alguna de sus obras, la sencillez del trazo o el gozo del color disimulan angustias y ocultan ironías y ofrecen la visión sonriente y herida de un artista que sufre el dolor de soñar. Mario Antolín, El Imparcial, 30 de septiembre de 1980.

Resulta imposible contemplar la pintura de Ramón Lapayese y no sentir ese fogonazo de luz en los ojos anterior al deslumbramiento. Es imposible no sentir la poderosa llamada de sus lienzos, la incontrolable energía que de ellos se desprende. Su apabullante expresividad radica en multitud de factores que en su obra confluyen; por un lado, como factor primordial, su especial sentido del color, una intuición instintiva para la elección de la coloración exacta para conjugar las tonalidades.

Pero el “color” de Ramón Lapayese es mucho más que eso. Estas dos cualidades, imprescindibles para poder hablar de “pintura”, se adquiere con el oficio. Lo que realmente es patrimonio del artista es su capacidad, si la posee, de dar vida al color, de hacerlo latir, tomar cuerpo y expresarse ante la mirada del espectador. Lapayese consigue dirigirse directamente a lo más recóndito de la sensibilidad del que contempla, introduciéndolo en su mundo de realidades imaginarias, obligándolo a sentir su realidad... Sol García-Conde, Cinco días, 7 de octubre de 1980.

Ramón Lapayese no es un escultor que pinta, como también hay pintores que a veces modelan, sino un artista completo que cultiva ambas formas de expresión.  Un gran artista, cuyo lenguaje plástico supera las fronteras que podrían existir cuando se trata de reducir o de dotar de una nueva dimensión a la obra.  Su ancho mundo y la profundidad de su oficio se nos revela a la misma altura cuando, como ocurre ahora en la galería Álvaro, este artista madrileño nos muestra ambas facetas de su quehacer.  Pintura y escultura sin barreras que las separen, pues ambas se expresan con idéntico acento y nos traducen las mismas inquietudes.  Forma y espacio, en los materiales nobles que prestan corporeidad a las inquietudes del escultor, y el mismo amor, abocetado o sugerido, en las breves manchas de color, en las pinceladas sueltas de una labor pictórica que tanto tiene de aquella aspereza o suavidad táctil y de ese esquematismo neofigurativo que, con tremenda personalidad, caracteriza a sus bronces o tallas en madera. o al revés, porque también podría afirmarse que la tenue pincelada del cuadro cobra inusitado vigor en todas y cada una de las partes que conforman sus esculturas. Manuel Lorente, ABC, 11 de marzo de 1981.

En Ramón Lapayese, cuya obra nos llega en culminación de incitantes búsquedas, sorprende la osadía expresional, la musicalidad del color, la variedad temática y un sentido de estampación de concepto mural cuya inspiración, por cuanto hace a la mancha nerviosa de determinadas figuras, podríamos buscar en las pinturas del hombre primitivo. Señalo más arriba un enriquecimiento de facetas fácilmente advertible por quienes hemos seguido la tarea de Lapayese: me refiero con­cretamente a lo pictórico- al menos desde aquella exposición suya, harto definitoria, celebrada en 1968 en esta misma Galería Kreisler.  El pintor continúa fiel a un mundo vario, entre lo arcádico y lo lunar, sustentado en la costumbre, asomado al regocijo popular y en el que intersticia escapadas irónicas hacia determinados estadios sociales.  El toro, con su movible y negra lámina, centra una vez más muchas de sus composiciones, aunque prefiera encontrarlo en el campo, sosegado e ignorante de los capotes o, si del rito taurómaco se trata, en el tentadero y el cortijo.  No obstante, uno de los más bellos cuadros del tema colgados por Ramón Lapayese en Kreisler es el titulado Chiquero La mancha negra y expectante del toro aparece encerrada en las blancas perspectivas de esta dependencia del coso taurino.  Julio Trenas, mayo de 1981.

Es la pintura de Ramón Lapayese rabiosa y alegremente personal. La realidad se convierte en “su”realidad. El sarcasmo y el lirismo se equilibran en su obra. La humanidad entera se convierte en teatro de guiñol, en sombras alargadas de sí mismas empapadas de luz y de color. No hay ingenuismo en la pintura de Ramón Lapayese sino desgarro disfrazado de risa. Pintura sin matices, sin mezclas, violentamente pura, sin cadencias cromáticas ni lirismos forzados. Pintura de la farsa, del circo, del redoble gozoso del tambor. Pintura de la burla y de la sátira. Verbena de colores, con cajas de sorpresas, domadores, toreros, con gallos de pelea y muñecos de trapo y de cartón.(...) Lapayese es un personalísimo pintor, que avanza día a día, eliminando imperfecciones y titubeos por su propio camino creador. Mario Antolín. Ya, 18-III-1982.

A lo largo de estos años, dedicados a la pintura, Ramón Lapayese ha ido desnudándola de lo que no fuera la esencia de su pálpito, su simplificación máxima, mientras el color se purificaba, se condensaba y alcanzaba las cimas de calidades que hoy nos ofrece. Y detrás de todo este ordenado conglomerado de tonalidades, la inmensa sensibilidad de un pintor del que no logramos averiguar si concibe la vida como este tiovivo de color, calor y luz, o si la viste ricamente para apagar sinsabores ocultos. Sea o no, nos hallamos ante una de las pinturas más hermosas y reconfortantes de nuestro panorama, siempre bien recibida.

Sol García-Conde, Cinco días, 25-III-82.

Ramón Lapayese es un buscador innato, un descubridor de sensaciones y escenas siempre inspirado por una intuición y riqueza expresiva brillante. En sus piezas, Lapayese llega hasta el fondo, desgrana todas y cada una de las posibilidades que le ofrece el lienzo; barajando de forma diestra y candorosa toda suerte de temáticas. Simulando o festejando, valga la paradoja., Ramón Lapayese juega el papel de cronista vital. En sus obras existen y se entremezclan todas las escenas de la vida, todas las proyecciones oníricas que un hombre es capaz de desarrollar; y todo su trabajo, sensible e hilvanado hasta trazos más que notables, se llena de su singular manera de entender el color, pura musicalidad de matices que muestran al espectador hasta dónde se puede llegar en el abanico cromático, prácticamente hasta alcanzar grado de creatividad de forma paralela al contenido más sentido de su obra. D.M. Formas Plásticas, XI-1991.

Lapayese sigue siendo un pintor serio con un compromiso personal alejado de las modas al uso y las tendencias condicionadas por el mercado, pinta sabiendo lo que hace, siempre con estilo personal, y mantiene el interés por lo espontáneo y la búsqueda de nuevos y complejos efectos plásticos, aún en su aparente sencillez. Visita recomendable en todo caso. Casa y Jardín,X,XI-1991.

Es notable cómo Lapayese pasa de un estilo a otro, revelando siempre un pleno dominio de su oficio. Esta capacidad parte de su convicción de que para lograr una adecuada expresión es preciso dominar todos los aspectos técnicos y formales de la plástica.

Es muy fácil entrar en relación con la obra de Lapayese, sobre todo en su aspecto figurativo. Más allá de la técnica y el uso del color, hay en esta pintura un tratamiento que no exige esfuerzo de identificación. Es una obra directa aun cuando esté basada en la imaginación. Armando Álvarez Bravo, El Nuevo Herald, 18-III-1992.

El color, la forma, la composición , que Ramón Lapayese domina con maestría, quedan marginados de su concepción académica para dar libertad a una soltura que nace de lo más profundo del alma del pintor y transforma a un personaje común en un mártir, en un héroe o en una víctima de la sociedad sin caer en fáciles dramatismos destinados a impresionar al espectador, ya que el pintor, ante todo, pinta para sí mismo y no para agradar a los demás... Raúl Oyuela, Presidente de The Florida Museum of Hispanic and Latin American Art, septiembre de 1993.

En las 28 obras que ahora presenta está la voz hecha cromatismo de Ramón Lapayese donde el verbo español profundo es el limo rojizo de su sangre, que coagula en estos espacios que fueron albos y hoy simplemente pedazos de pintura que esperan el veredicto de sus ojos, con media docena de trabajos que destacan como “El amigo de los perros”, “Madre que juega con el niño”, “Reposo”, Borrachera” y “La comida”, debiéndose mencionar la piel como el soporte de un par de óleos que aprovechan sus propias características para componer a partir de su dimensión natural sus rugosidades y colores implícitos. Carlos García-Osuna, ABC, 19-XI-1993.

Lapayese era un artista singular que se mantuvo fiel a unas premisas durante la mayor parte de su vida. No es solo que su lenguaje no cambiara (cabe hablar de un hallazgo en cada obra, pero siempre dentro de un estilo inconfundible y prácticamente inamovible) sucede además que los descubrimientos y las revisiones se alternan con frecuencia, que los avances y retornos son constantes. Si nos centramos en la escultura, sí podremos hablar de una preocupación permanente, de un tema único: Lapayese trataba la figura humana, la expresión, el movimiento, la acción... Estudió la anatomía desde múltiples perspectivas, la exploró unas veces desde el rigor clasicista y otras la transformó en abstracta oda al movimiento, pero no constituyen estos cambios “etapas”, sino “momentos” que encontramos a lo largo de toda su vida. Y en estas anatomías, tanto humanas como animales, encontraremos siempre esas primeras estructuras, ese “esqueleto” o “raspa” que tanto debe al redescubrimiento del arte rupestre y que constituía el motivo de sus cuadros y esculturas abstractas. Por otra parte, es frecuente encontrar un mismo motivo, una misma pose en un cuadro de Lapayese y en una de sus esculturas: ambas facetas de su trabajo transcurrían paralelas, ambas son indisolubles y no faltan críticos que expresan su preferencia por una u otra vertiente de su creatividad.  Javier Rubio Nomblot, Estudio sobre Ramón Lapayese, 2000.

Su paleta, seca dentro de la abstracción, vibrante de color en sus trazos figurativos, describe planos cargados de materia. Bajo la aparente simplicidad de cada uno de sus óleos, reside un espíritu que se nutre de los aspectos populares y se tiñe, a partes iguales, de ironía tácita y de latente lirismo, redescubriendo con brevedad mundos afines aunque soterrados. Por eso Ramón Lapayese es sólo un primitivo a medias, porque supo condensar y magnificar en trazos definitorios lo que tanto esfuerzo cuesta expresar, esgrimiendo la simplicidad como profunda muestra de un espíritu vitalista de su tiempo.

Sus esculturas redundan en esa concentración que exponíamos. Como artista global, su actividad artística necesita de la tercera dimensión para poetizar conceptos, para congregar sentimientos y trasladar al bronce, hierro o madera, la esencia sentida de su imaginario...  Sela del Pozo, El Punto de las Artes, 18 de marzo de 2005.

Fragmentos de notas para la inauguración de la exposición en la Sala José Saramago, de Leganés,, en octubre de 2007, por Luis Arencibia, Director del Museo de Escultura de esa ciudad
02/octubre/2007


"Inauguramos hoy una exposición de Ramón Lapayese, del que tenemos desde hace años una escultura en el Museo de Escultura de Leganés, depósito del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. La obra, llena de ironía, se titula 'Visitante ilustre'.

A Ramón Lapayese se le enmarca dentro del Expresionismo español. Él mismo, en una entrevista, dijo que 'utilizaba el arte para comunicar sus sentimientos a los demás'. Y esa es, precisamente, la mejor definición de Expresionismo: el arte no como una representación de la realidad objetiva, exterior, sino como plasmación de los sentimientos interiores, subjetivos, de las vivencias del propio artista....(...)

Ramón Lapayese realiza su obra como pintor, escultor y grabador, y en diversas técnicas o materias: madera, bronce, piedra, hierro, cerámica. Aporta una visión personal, irónica y descarnada, con una paleta cargada de pasta, figuras deformadas, desgarradas. A veces denuncia situaciones injustas con gran vigor, y en otras ironiza sobre ellas. Es un artista contracorriente que no se acomoda al uso de la época, que no pretende decorar, sino denunciar, o expresar sus sentimientos. Pinta pocos paisajes aunque –decía- 'los vendiera mejor'.

Fue, por tanto, un artista honesto y coherente consigo mismo, a lo largo de toda su trayectoria.

Queremos agradecerles a su viuda y su familia por dejarnos aquí este regalo de exposición. Luis Arencibia, Director del Museo de Escultura de Leganés.

CRÍTICAS EN RADIO Y PRENSA

RADIO ESPAÑA,13-3-1950:José Prados López.- RADIO ESPAÑA, 1951: Manuel Sánchez Camargo. – YA, 18-XI: Ramón Faraldo.- ABC, diciembre, 1952: J. Camón Aznar.- FOCO, 4-4-1953: Sánchez Camargo.- HOJA DEL LUNES, 1-2-1954: Sánchez Camargo.- LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, febrero 1954: Sánchez Camargo.- INFORMACIONES, 6 de febrero 1954: J. de Castro Arines.- ABC 10-2-1954: J. Camón Aznar.­ INFORMACIONES, 12-2-1954: José Francés.- Revista ATENEO, I5-2-1954.- GRAN MUNDO, junio 1954: Sánchez Camargo.- DESTINO, 15-12-1954: Juan Cortés.- ARTES, 11-1-1957: Sánchez Camargo.-  PUEBLO, mayo de 1957: María Pura Ramos.- BEAUX ARTS, París, 25-6-1958: D. C. LES ARTS, París, 5-7-1958.- KOBENHAVEN, 3-3-1960: B. Olsson.- SP, 20-5-1961: Cirilo Popovici.- PUEBLO, mayo de 1961: Sánchez Camargo.- HOJA DEL LUNES, mayo de 1961: Sánchez Camargo.- ARRIBA, mayo de 1961: Figuerola Ferretti.- EL NOTICIERO UNIVERSAL, 17-5-1961: Pablo Corvalán.- CORREO DE LAS ARTES, junio-julio de 1961: Carlos Areán.- ­ARBOR, 1961: Carlos Areán.- CUADERNOS HISPANOAMERICANOS, febrero de 1962: Sánchez Camargo.- ARBOR, junio de 1962: Carlos Areán.- ­ABC, 5-7-1962: S. Arbós Balleste.- ARRIBA, 1-11-1962: F. Eguiagaray.- EL CORREO CATALÁN, junio de 1963: Santi Surós.- DIARIO DE BARCELONA, junio de 1963: A. Del Castillo.- LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, 6-6-1963: Juan Cortés.- LA PRENSA, 12-6-1963: Fernando Gutiérrez.- POLITIKEN, Copenhague, 26-8-1963:P.L..- BERLINGSKE AFTENAVIS, Copenhague, 31-8-1963: H. P. Ror.- BERLINSGKE TIDENDE, Copenhague, 3-9-1963: Jan Zibrandtsen.- GOYA, diciembre de 1963: A. del Castillo.- GOYA, enero~febrero de 1964: V. Sánchez Marín.- PUEBLO, 18-2-1964: Sánchez Camargo.- ABC, 20-.21964: S. Arbós Balleste.- SP, 1-3-1964.- HOJA DEL LUNES, 2-31964: Sánchez Camargo.- ABC, junio de 1964: S. Arb6s Balleste.- CUADERNOS DE ARTE, 1964: Carlos Areán.- ARTES, 8-11-1964: Pedro Crespo.- ABC, 17-12-1964: A. M. Campoy.- "SIEMPRE", México, mayo de 1965.- IMPACTO, México, mayo de 1965: Ignacio Lavilla.- SE OG HOR, Copenhague, septiembre de 1965.- NY TID, Gotemburgo, 16-10-1965.- GHT, Gotemburgo, 9-10-1965.- HANNOVERSCHE RUNDSCHAU, 25-5-1965: K.P..- GOYA, marzo-abril de 1966: A. del Castillo.- HANNOVERSCHE PRESSE, 24-5-1966.-TELE-RADIO, 8-5-1966.- EL CORREO CATALÁN, 17-4-1966: Angel Marsá.- DIARIO DE BARCELONA, 16-4-1966: A. del Castillo.- DESTINO, 16-4-1966: Daniel Giralt Miracle.- LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, abril de 1966: J. Cortés. EL CORREO ESPAÑOL, 28-5-1966.- EL CORREO ESPAÑOL, 2-6-1966: L. de A..- LA GACETA DEL NORTE, 19-5-1966 y 7-6-1966.- HIERRO, 4-6-1966: Megara.- HOJA DEL LUNES, 22-1-1968: J. R. Alfaro.- INFORMACIONES, 27-1-1968: Castro Arines.- ABC, 23-1-1968: A. M. Campoy.- MUNDO HISPÁNICO, enero de 1968.- INFORMACIONES, 19-1-1968: Alfonso Sánchez.-LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, 21-1-1968: Julio Trenas.- PUEBLO, 1-2-1968: M. A. García Viñolas.- ARRIBA, 4-2-1968: Figuerola Ferretti.- GOYA, marzo-abril, 1968: V. Sánchez Marín.- DIE WELT, Hamburgo, 28-3-1968.- DIARIO DE ANDALUCÍA, octubre de 1968.- ARBOR, marzo de 1968: Carlos Areán.- STUTTGARTER ZEITUNG, 18-21969.- LAS PROVINCIAS, 22.3.1969.- LEVANTE, 22-2-1969.- LAS PROVINCIAS, 27-3-1969.- DIARIO DE MALLORCA, 31-3-1969.- BALEARES, 26-4-1969: Gafim.- DIARIO DE MALLORCA, 3-4-1969: José Bauzá.- ABC, 28-3-1969: A. M. Campoy.- CORT, abril de 1969: Juan Cabot Llompart.- DIARIO DE MALLORCA, 8-4-1969: Xim Rada.- RADIO MALLORCA, abril de 1969: Rafael Perelló.- HOJA DEL LUNES, Palma de Mallorca, 31-3-69: G. S..- DIARIO DE CÓRDOBA, 28-12-1969: Francisco Zueras.- SPAIN TODAY, 9-3-1970.­ABC, mayo de 1970.- YA, 3-7-1970.- ABC 27-12-1970.- EL ALCÁZAR, 30 1, 1971: Francisco López Barrios.- YA, 22-5-1971: Antonio Cobos.­ LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, 1971: Julio Trenas.- ABC, 28-5-1971: A. M. Campoy.- ESPAÑA HOY, junio de 1971.- PUEBLO, 2-6-1971: M. A. García Viñolas.- INFORMACIONES, 10-.6-1971: Castro Arines.- GOYA, julio­agosto de 1971: V. Sánchez Marín.- LA ESTAFETA LITERARIA, 1-.11-.1971: Luis López Anglada.- ARRIBA, 12-1-1974: Ram6n Sáez.- INFORMACIONES, 12-1-1974: Alfonso Sánchez.- NUEVO DIARIO, 20-1-1974: José Hierro.- INFORMACIONES, 24-1-1974: J. de Castro Arines.- EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife, 7-2-1973: Almadi.- GRAN MUNDO, febrero­marzo, 1974: Federico Galindo.- MEDITERRÁNEO, Castellón, 19-5-1974: Gonzalo Puerto.- LEVANTE, Valencia, 12­10-1974: Carlos Sentí Esteve.- LAS PROVINCIAS, Valencia, 13-10-1974: L. Ch. A..- GACETA DEL ARTE, 15-11-1974: J. G..- JORNADA, Valencia.12-10-1974.- INFORMACIONES, 11-12-1974: Alfonso Sánchez.­ LA GACETA DEL NORTE, 20-6-1974: L. S..-ALERTA, Santander, 18-12-1974: L. Rodríguez-Alcalde.- EL DIARIO MONTAÑÉS, 21-12-1974: San Román.- EL DIARIO MONTAÑÉS, 18-12-1974: M. A. Castañeda.- GACETA DEL ARTE, febrero de 1975: A. M. C.- LA GACETA REGIONAL, Salamanca, 6-4-1975.~ DIARIO DE BARCELONA, 9-11-1975: Alberto del Castillo.- MUNDO DIARIO, 20-11-1975: Francesc Galí.- LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, 8-11-1975: Fernando Gutiérrez.- EL CORREO CATALÁN, 15-11-1975: Ánge1 Marsá.- SOLIDARIDAD NACIONAL, 6-11-1975: Francisco Torrá.- GACETA DEL ARTE, diciembre de 1975: J. Iglesias del Marquet.- NUEVA RIOJA, 4-12-1975: Roberto Iglesias.- RADIO BARCELONA, 31-10-1975: Lina Font.- INFORMACIONES, 21,11,1975: Castro Arines.- GACETA DEL ARTE, 25,4,1976: Rafael Benedito.- BLANCO Y NEGRO, abril 1976: Javier Rubio.- ABC Sevilla, 18,5,1976: Manuel Olmedo.- SUR/OESTE, 18-5-1976.- ALERTA, Santander, 9-7-1976: L. Rodríguez Alcalde.- GACETA DEL ARTE, 27-6-1976: José Marín Medina.- DIARIO DE LEÓN, 4-10-1977: A. N. D..- LA HORA LEONESA, 5-10-1976.-RADIO BARCELONA, 15-XI-1978:Lina Font.- LA VANGUARDIA ESPAÑOLA, 27-1-1979.- AVUI, 4-2-1979: María Peña.-. EL IMPARCIAL, 30-9-1980: Mario Antolín.- HOJA DEL LUNES, 6-10-1980: M. T. Casanelles.- ABC, septiembre de 1980: Javier Rubio.- GUÍA DEL OCIO, 29-.9-1980: R. J. de Marcos Sanz.- JANO, 31-10-1980: Julio Trenas.- CINCO DÍAS, 7-10-1980: Sol García Conde.- SUR/OESTE, Sevilla, 21-3-1981: Fausto Botello.- ABC, Sevilla, 11-3-1981: Manuel Lorent.- DIARIO DE CÁDIZ, 7-7-1981.-CRÍTICA DE ARTE, octubre de 1980: José Hierro.- ABC, marzo 1982: A. M. Campoy.- YA, 2-3-1982 y 18-3-1982: Mario Antolín.-PUEBLO, 10-3-1982.- CINCO DÍAS, 25.3.1982: Sol García Conde.- DIARIO DE LEÓN, 14-4-1983: Marcos Oteruelo.- LA HORA LEONESA, 16-4-1983: Victoriano Cremer.- ABC, 19-5-1983: Corresponsal de Houston.- CINCO DÍAS, 25-5-1983.- REVISTA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BURGOS, Revista GRABADORES DE HOY, mayo de 1983.- DIARIO LAS AMÉRICAS, 4-4-1984: Olimpia Rosado.- DIARIO LAS AMÉRICAS, 13-5-1984: Chichi Aloy.- DIARIO LAS AMÉRICAS, 14-5-1984: Olimpia Rosado.-  EL NUEVO HERALD, Miami, 20-9-1990: Patty Fernández Rocha. - LA REGIÓN INTERNACIONAL, 20-.9-1990: José Ferrer.- EL NUEVO HERALD, Miami, 25-9-1990: Ivonne G6mez,.- GUADALIMAR, 1991: María Antonia de Castro.- CRÓNICA TRES, octubre de 1991: A.L.- CRÍTICA DE ARTE, octubre de 1991: Paloma Vargas.-FORMAS PLÁSTICAS, Nº 45 1991: D.M. - ARTEGUÍA, Año IX, nº 62, 1991.- CORREO DEL ARTE, noviembre de 1991: A. Morales.- EL PUNTO, 31-10-91.- CASA Y JARDÍN, octubre DE 1991.- EL NUEVO HERALD, Miami, 18-3-1992: Armando Alvarez Bravo.- LA VOZ, Miami, 18-9-1992: María Vega.-EL HERALDO, Fort-Lauderdale, Florida, 30-11-1992: E. M. Vásquez.-EL PUNTO DE LAS ARTES, 17-9-1993.- El Punto de las Artes, 7-11-1993: José Pérez Guerra..- ABC DE LAS ARTES, 19-11-1993:Carlos García Osuna.- EL PUNTO DE LAS ARTES, 19-11-1993: José Pérez Guerra.- ESPIRAL DE LAS ARTES, noviembre de 1993: José Antonio Lisbona.-CRÍTICA DE ARTE, diciembre de 1993: Raúl Gorriti.-CORREO DEL ARTE, diciembre de 1993: Agustín Romo.­Revista ANTICUARIA nº 123, año 1994.- ESPIRAL DE LAS ARTES, nº 17, año 1995.-EL PUNTO DE LAS ARTES 26-XI al 2 –XII 2004.- EL PUNTO DE LAS ARTES, 18 al 31 de marzo de 2005: Sela del Pozo.- EL SEMANAL DIGITAL, 24 de marzo de 2005: Julia Sáez-Angulo. PRESENTACIÓN DE LA EXPOSICIÓN EN LA SALA JOSÉ SARAMAGO DE LEGANÉS (MADRID). 2 de octubre de 2007: Luis Arencibia, director del Museo al Aire Libre de Leganés.



Dario Gagliardini

 

 

Dario Gagliardini, nacido en Milán. Doctorado en arquitectura por la Universidad Politécnica de la misma ciudad. Colegiado arquitecto, condición que le permite vivir algunas significativas experiencias en las obras de la compañía hotelera CIGA y de la Catterpillar Italia. Se dedica a diseñar productos y a la comunicación de los mismos como visual designer y art director, ampliando con algunas empresas su aportación como design management. Al mismo tiempo, periodista, colabora como diseñador gráfico y director artístico con prestigiosas revistas de diseño y arquitectura como Ottagono y todas las editadas por la Design Difusión Edizioni (ddn, Ofx, Design Management, Casa D, etc.).Además de director cultural de la revista de arquitectura Riabita, editada por Rima Editrice, es editor y director de las revistas Style y Places editadas por Fiera Milano Editore. La experiencia vivida como profesor en el Master en Design Management del Politécnico de Milán le permite continuar como docente en la Facoltà di Architettura, Corso di laurea in Disegno Industriale del Politécnico di Milano. Cargos que no le impiden continuar diseñando producto de éxito contrastado.



Colección de lámparas

 
22 de diciembre 2014.- Portobellostreet.es presenta una nueva colección de lámparas en forma de siluetas de letras y números inspiradas en el diseño gráfico de estilo industrial y vintage.
 
La decoración se ha rendido al poder de las letras y las palabras. Las ha convertido en tendencia actual y les ha dado un pequeño lugar en la casa como objeto decorativo. Su originalidad, versatilidad y variedad de diseños y estilos dan mucho juego a la hora de dar el toque final a un espacio. Diferentes tipografías que nos trasladan a estilos pop, vintage, industrial o incluso a los teatros y cines antiguos.
 
La colección de PortobelloStreet.es incluye lámparas con siluetas de letras y números con luces fabricadas artesanalmente en aluminio, latón, acrílico y hierro.
 
 
La versatilidad y personalidad de estas lámparas, poco convencionales y de rabiosa actualidad, se adaptan a la decoración no solo como elemento de iluminación si no como elemento decorativo. Están disponibles en una gran variedad de colores y diseños.
 
Cada pieza tiene una historia que contar y cada una de ellas es capaz de trasladarnos a la era pop donde no podían faltar el neón y la mezcla de líneas rectas con formas curvas.
 
 
Imágenes ambientadas (44MB): http://we.tl/N9thdqnJds
 
Imágenes silueteadas (97MB): http://we.tl/sotFrLX2s7

 



Financiación a su medida

100 % gratis hasta 6 meses sin intereses ni comisión de apertura (importe mínimo 180€).


 

LA FINANCIACIÓN ESTA SUJETA A APROBACIÓN POR PARTE DE LA ENTIDAD BANCARIA (CETELEM)

1ª Opción. Para compras aplazadas hasta 6 meses usted lo podrá hacer gratuitamente 100 %, sin intereses ni comisión de apertura.*

*Importe mínimo 180 euros. Mensualidad mínima 18 euros. Ejemplo de financiación para 600 euros en 6 meses. Sin comisión de formalización Mensualidad 100 euros. Importe total adeudado 600 euros. TIN 0% TAE 0%. Intereses subvencionados por Portobellostreet. Oferta sujeta a la previa autorización de Banco Cetelem S.A. tras el estudio de la documentación aportada y firma del contrato.

2ª Opción. Para compras aplazadas más 6 meses financiación ofrecida por banco Cetelem, solicite condiciones en eva@portobellostreet.es

Pasos a seguir para el estudio de la financiación

Cetelem es un banco experto en crédito al consumo, gestión de tarjetas y crédito online que pertenece al grupo BNP Paribas y opera en España desde 1988.


1. Elije los productos que desees y en las formas de pago selecciona "Financiación". 
2. Después de confirmar tu pedido y forma de pago accederás a la plataforma segura de Cetelem, donde deberás elegir los meses en qué quieres financiar y cumplimentar los datos que te soliciten. 
3. PortobelloStreet.es iniciará el curso del pedido una vez reciba la confirmación de financiación aceptada por parte de Cetelem. El plazo medio de resolución es de una semana desde que se dispone de toda la documentación necesaria.

 

Documentación necesaria.

Debe aportar copia de los siguientes documentos:

Identificación: DNI en vigor del titular, fotocopia por ambas caras. 

Justificante de ingresos;

Si es asalariado: copia de la nómina del mes anterior.

  • Pensionista o jubilado: Copia de la última revalorización de la pensión.
  • Si es autónomo: copia de declaración de la renta (IRPF anual). Sellada por el banco o justificante de presentación por Internet.

Documentación bancaria: Copia de la primera hoja de la Libreta Bancaria o un recibo domiciliado donde figuren los 20 dígitos de la cuenta bancaria, el titular del contrato tiene que ser titular de la cuenta bancaria. 

Número de pedido: Copia del correo electrónico con la confirmación y el número de pedido asignado a su compra.

Resuelve tus dudas Si tienes cualquier duda acerca del proceso de financiación puedes contactar con Cetelem a través del correo electrónico ecommerce@cetelem.es y en el número de teléfono 902 053 699.



Almir Pegoraro

 

 
La expresión en forma de arte es un reflejo del ambiente en que vivimos y la información que recopilamos a través de nuestras experiencias de vida.
 
Nos vemos afectados por la información global cada minuto de cada día con el tiempo más rápido.
 
Busco convertirse en expresión gráfica toda la suma de estos elementos.
 
Las sensaciones hizo que los espectadores dan como resultado la satisfacción de mi trabajo en el mundo.
 
Almir Pegoraro es un artista gráfico, designer, director de arte. Trabajó con la influencia de la imagen en toda su vida. A él le encanta.
 
 


Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí